Otegi pide a Podemos que se sume «para poner en marcha procesos constituyentes» que rompan España

El secretario general de Sortu ofrece su primer mitin mutitudinario en el Velódromo de Anoeta

SAN SEBASTIÁN Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un mensaje velado a Podemos ha centrado la intervención del secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, en el Velódromo de Anoeta, en San Sebastián, en el primer gran mitin que ofrece desde que el pasado martes salió de la cárcel de Logroño, donde cumplió condena de seis años y medio por intentar refundar Batasuna: «Le quiero pedir a esos sectores populares que hoy articulan la nueva izquierda española que sean honestos. Estamos dispuestos a colaborar para democratizar el Estado, pero pedimos una cosa: sed honestos, y el día que comprobéis que esa democratización es imposible, sumaos a los independentistas en las naciones del Estado para poner en marcha procesos constituyentes».

Otegi ha añadido otra «reflexión» dirigida a la «izquierda nueva en España»:«El proyecto de dominación de las élites económicas y oligárquicas españolas pivota sobre el mantenimiento de la unidad de España. La unidad de España es la clave para mantener ese proyecto de dominación. Por eso los procesos de liberación democrática, de ruptura nacional, son la garantía para que realmente haya una democratización del Estado. Es el voto independentista el que pone en cuestión ese sistema de dominación».

Otegi ha cerrado un acto diseñado por la «izquierda abertzale» para intentar revitalizar a sus bases, esas que en las pasadas elecciones generales les dieron la espalda en una fuga de votos a Podemos. En el mismo escenario, además, en el que en 2004 el entonces portavoz batasuno propuso crear dos mesas de diálogo -una entre ETA y Gobierno y otra con partidos políticos- para superar el «conflicto». Le han escoltado el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, y uno de sus hombres de confianza, Rufi Etxeberria. El acto, de más de horas, ha sido seguido por unas 8.500 personas, mientras otras 5.500 lo han presenciado en una carpa en las inmediaciones. No han faltado los habituales gritos a favor de la independencia y por los presos etarras.

Otegi ha señalado a los suyos que disponen de dos opciones:una, en la que dijo no creer, pasa por esperar a que España y Francia reconozcan el «derecho a la autodeterminación» del País Vasco. La segunda, la ruptura. «Necesitamos construir un Estado propio», ha proclamado. En esa amenaza ha llamado a aunar fuerzas con el secesionismo catalán, presente en el acto con miembros de CUPy ERC, a quienes ha elogiado:«Estáis haciendo historia y estamos aprendiendo mucho con vosotros». Para añadir: «La mejor contribución que podemos hacer al pueblo catalán es poner en marcha el proceso independentista en Euskal Herria, abrirle el segundo frente al Estado aquí, cuanto antes».

Respuesta a Aznar

Otegi, desafiante, ha augurado que «no va a haber proceso de independencia nacional sin que algunos, espero que yo esta vez me libre, volvamos a pasar por las cárceles. Lo que no saben es que hace tiempo que perdimos el miedo». A renglón seguido, ha respondido a José María Aznar, quien la víspera, también en San Sebastián, alertó de los «falsos profetas» y «terroristas que se quieren hacer pasar por pacificadores». Tras citar la Biblia, en concreto Lucas 4,18 -«esto va a salir en todas las televisiones», ha ironizado-, ha replicado al expresidente del Gobierno:«No somos profetas ni pacificadores. Somos militantes políticos que luchamos por la libertad de nuestro país. No vamos a dejar de hacerlo nunca, nunca, por muchas cárceles, Guardias Civiles, juicios, Audiencias Nacionales, que ustedes nos pongan delante».

Menos claro ha sido a la hora de abordar la cuestión que más preocupa a la «izquierda abertzale»: quién será su candidato a lendakari. Tanto el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, como la portavoz en el Congreso, Miren Beitialarrangoitia, ya han expresado en público que les gustaría que fuera Otegi quien encabezara su lista, pese a estar inhabilitado hasta 2021. «Lo importante no es quien sea candidato a lendakari. Lo importante no son unas elecciones. Lo importante es qué proyecto político ofrecemos a nuestro pueblo», ha eludido Otegi la cuestión.

En los prolegómenos del acto ha tomado el escenario un imitador del delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, quien solicitó a la Fiscalía que adoptara medidas que impidieran los distintos actos de bienvenida a Otegi de esta semana, que arrancaron el martes ante la cárcel de Logroño y en su localidad natal, Elgoibar. El imitador, en tono irónico, ha pedido al público que no lanzara gritos por la independencia.

«Hoy puede ser el inicio del fin de una etapa que ha querido entorpecer el proceso de paz y normalización en Euskal Herria», ha proclamado antes del arranque del acto Pello Urizar, secretario general de EA. «Entramos en una etapa nueva, que mira al futuro, donde la normalidad política va a ser la tónica general y todo proyecto político va a tener la posibilidad de desarrollarse hasta el final, con normalidad, utilizando las reglas democráticas, eso es lo que se va a percibir, una apuesta de ilusión, por la normalidad política en este país, pero también por desarrollar cualquier proyecto político hasta el final».

Al acto han acudido representantes de otros partidos políticos, como CUP o ERC, que ya se significaron el pasado martes en su apoyo a Otegi. Una ikurriña gigante ha presidido el velódromo de Anoeta, junto a carteles igualmente de grandes dimensiones en los que se pueden leer «independencia» o «presoak etxera» (por el acercamiento de los presos).