La Guardia Civil avisa de que ETA «no ha desaparecido» porque mantiene su estructura activa

Una comisión técnica se encarga de «velar por los intereses» de la organización terrorista

San SebastiánActualizado:

El teniente coronel de los Servicios de Información de la Guardia Civil, Gabriel Ordad, ha advertido hoy de que ETA «no ha desaparecido totalmente», ya que aún mantiene una estructura activa. Tal y como ha explicado, la organización cuenta en la actualidad con una comisión técnica integrada por al menos 30 miembros que se encargan de «velar por los intereses de la propia banda terrorista y los de sus presos». Así lo ha puesto de manifiesto en la mesa redonda que se ha celebrado en el Koldo Mitxelena de San Sebastián en el marco de las Jornadas de Covite, que sirven como apertura de los actos del XX aniversario del Colectivo.

Ordad también ha querido poner en valor el «componente humano» de las víctimas, ya que a lo largo de los años en los que ETA ha matado «nunca han sido vengativas y su comportamiento siempre ha sido ejemplar». De igual forma, ha apuntado a los actos de enaltecimiento del terrorismo que se producen en las calles del País Vasco y Navarra como uno de los grandes retos ante los que la sociedad se tiene que rebelar.

En dicho acto también han participado el director del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez y el juez Javier Gómez Bermúdez, expresidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que trata los temas de terrorismo.

El magistrado ha recalcado que «la ETA más dura» es la que se ha vivido en la etapa democrática y eso, según ha dicho, es algo que «se debe recordar siempre en el relato». «La sociedad tiene que saber qué personas de las que luchaban por su pueblo fueron asesinadas», ha afirmado, a la vez que ha destacado el papel de Coviteagente encargado de que «esa memoria y ese recuerdo no se les vaya tampoco a los políticos».

Por su parte, Florencio Dominguez, ha mostrado su preocupación por el «gran desconocimiento» que existe en las nuevas generaciones sobre la historia de ETA y los demás grupos terroristas habidos en España. En este sentido, ha señalado que se debe llevar a cabo «un trabajo de prevención» para que nadie pueda «justificar» la existencia de la banda terrorista. «La actividad armada de ETA ha desaparecido pero las consecuencias de estos 50 años de terrorismo no. Los muertos no se pueden reparar», ha afirmado.