«Cena de Nochebuena» celebrada con sillas vacías en Galdácano en homenaje a 11 etarras
«Cena de Nochebuena» celebrada con sillas vacías en Galdácano en homenaje a 11 etarras - Covite

Covite documenta 77 actos de enaltecimiento a ETA en 2017

Las víctimas han presentado ante la AN 8 denuncias, y cuatro han sido archivadas

Bilbao, Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El enaltecimiento al terrorismo no decae seis años después de que la banda ETA anunciase el cese de su actividad armada. El colectivo de víctimas Covite ha documentado 77 actos de apoyo durante este 2017 en su Observatorio de la Radicalización, un espacio en su web en el que se registran todos los actos relacionados con la radicalización violenta.

La tipología de la mayoría de los actos de enaltecimiento del terrorismo celebrados, un total de 43, es de recibimientos a presos de ETA en sus localidades de origen o de lugar de residencia tras salir de prisión una vez cumplida su condena por terrorismo. Especialmente numerosas fueron las bienvenidas dedicadas a terroristas como José Miguel Gaztelu, que acumulaba penas de cárcel de treinta y dos años por el secuestro de Ortega Lara, catorce por el secuestro del empresario Julio Iglesias Zamora y ciento setenta y ocho años de cárcel por el asesinato de tres guardias civiles en Bergara, el pasado 4 de octubre; a Aratz Gómez y Arkaitz Sáez en Ascain (Francia) el pasado 28 de octubre; y a Felipe San Epifanio, responsable del asesinato del coronel de Infantería Leopoldo García Campos y que fue recibido por una multitud en Bilbao el pasado 14 de julio.

«España es el único país de la Unión Europea que permite que se homenajee en las calles a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado, con el riesgo que entraña para las nuevas generaciones», explican desde el colectivo, que exige «con urgencia» aplicar políticas de prevención de la radicalización es una urgencia.

«Jornadas de lucha»

Otro tipo de actos de enaltecimiento del terrorismo son las llamadas «jornadas de lucha», término utilizado por los radicales para referirse, por ejemplo, al «día del inútil» dedicado a la Guardia Civil, como el que se celebró en la localidad navarra de Echarri-Aranaz el 5 de agosto, y que incluyó la celebración del «tiro al fatxa» acto consistente en arrojar objetos a imágenes de representantes públicos. Se han llevado a cabo un total de quince actos de este tipo.

Asimismo, a lo largo de 2017 ha habido diez fiestas populares que los violentos han aprovechado para lanzar proclamas de excarcelación de terroristas de ETA. Por ejemplo, el 12 de octubre, durante las fiestas del municipio vizcaíno de Basauri, decenas de personas se concentraron para pedir la salida de prisión de etarras con pancartas que exhibían siete imágenes de miembros de la banda terrorista. Unos días antes, el 7 de octubre, durante las fiestas del municipio alavés de Salvatierra, y prácticamente coincidiendo con el aniversario del asesinato de los guardias civiles Avelino Palma, Ángel Prado y José Luis Vázquez, en 1980, otras decenas de personas se concentraron para pedir la excarcelación de terroristas.

«El culto al terrorista es el pan de cada día en las calles debido a la inacción de las instituciones y la Justicia», afirma Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite. «Donde nosotros, los medios de comunicación, los organizadores, los asistentes y los jueces vascos ven un homenaje a un etarra, la Audiencia Nacional ve una expresión familiar de alegría», lamenta.

De los actos de enaltecimiento registrados en 2017, Covite ha presentado ocho denuncias ante la Audiencia Nacional. De ellas, cuatro han sido archivadas de forma definitiva, y otras dos están en curso.