La candidata socialista, María Chivite
La candidata socialista, María Chivite - Pablo Ojer
Elecciones Navarra

Los socialistas todavía podrían gobernar en Navarra si aceptan la abstención de Bildu

La secretaria general de PSN mantiene que “no haremos presidente a Javier Esparza”, el candidato de Navarra Suma

PamplonaActualizado:

La candidata y secretaria general de PSN, María Chivite, ha mantenido esta noche que “no daremos nuestros votos para que Javier Esparza sea presidente”, en alusión al candidato de Navarra Suma, la gran ganadora de las elecciones forales. Es una tesis que ha sostenido a lo largo de toda la campaña.

Y los números dan la opción de que Navarra Suma, a pesar de la contundencia de la victoria, no presida el Gobierno de Navarra y sea precisamente la candidata socialista quien ocupe el sillón presidencial. Pero para ello se debería conformar una extraña amalgama de socialistas, nacionalistas de Geroa Bai y radicales de Podemos e Izquierda Ezkerra. Es decir, un nuevo cuatripartito.

Pero es que además, a este nuevo experimento habría que sumar la abstención de Bildu, imprescindible para que María Chivite gane una hipotética investidura en segunda vuelta. Y los abertzales ya han dejado claro que ni tan siquiera su abstención saldría gratis. Y tampoco están muy por la labor de hacer presidente a una candidata socialista. Aunque Arnaldo Otegi ya ofreció sus votos gratuitamente para que Pedro Sánchez saliera presidente en caso de que necesitara sus votos.

Los socialistas también tendrán la dificultad de que Navarra Suma ha obtenido unos excelentes resultados en las elecciones municipales y ha recuperado los principales ayuntamientos de la Comunidad foral. Estos resultados complican un posible intercambio de cromos entre socialistas y nacionalistas.