El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, acompañado de otros candidatos municipales
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, acompañado de otros candidatos municipales - Pablo Ojer
Pactos postelectorales

Bildu, dispuesto a apoyar a los socialistas en los ayuntamientos donde el PSN sea segunda fuerza

Joseba Asirón afirma que lo que suceda en los consistorios podría influir en el Gobierno de Navarra

PamplonaActualizado:

El actual alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (Bildu) ha afirmado que la formación abertzale estaría dispuesto a apoyar a los socialistas en aquellos ayuntamientos donde el PSN tenga más votos que Bildu.

Este es uno de los criterios de cara a los consistorios navarros que ha presentado esta mañana en compañía de otros candidatos de la formación abertzale en los ayuntamientos navarros.

El primer criterio sería el apoyo de Bildu a todos aquellos ayuntamientos donde baste la confluencia de los “partidos del cambio”, es decir, los nacionalistas de Bildu y Geroa Bai y la izquierda radical de Podemos e Izquierda Unida. El segundo criterio sería los ayuntamientos donde Bildu sea la segunda fuerza detrás de Navarra Suma, la plataforma formada por UPN, Partido Popular y Ciudadanos. En estos casos, Asirón ha hecho un llamamiento a los socialistas para que apoyen a los abertzales. Éste sería el caso del Ayuntamiento de Pamplona, donde Bildu mantiene que debe ser Joseba Asirón quien tenga el bastón de mando cuatro años más. Para ello, eso sí, es imprescindible el apoyo de los socialistas. Ni tan siquiera su abstención sería suficiente.

El tercer criterio sería en aquellos ayuntamientos donde los socialistas sean la segunda fuerza por detrás de Navarra Suma. En estos casos, “haremos un esfuerzo para cerrar el paso a la derecha”, ha afirmado Asirón. Y ese esfuerzo buscaría apoyar a los socialistas para que gobiernen con tal de que no sea la fuerza más votada, Navarra Suma, quien asuma el poder.

De cara al Gobierno

Aunque Asirón ha centrado los criterios tan solo a los ayuntamientos, esta tercera opción sería lo que sucede de cara a la presidencia del Gobierno de Navarra, donde el PSN se ha convertido en la segunda fuerza de Navarra después de las elecciones del pasado domingo y el voto de Bildu, como mínimo en forma de abstención, es imprescindible para que la candidata socialista, María Chivite, sea elegida presidenta de Navarra.

Asirón ha asegurado que lo que decidan los socialistas en los ayuntamientos no sería taxativo de cara a la formación del Gobierno de Navarra, “pero sí marcarían una diferencia en un sentido u otro”. Gráficamente ha explicado que “cuando se levanta un muro, se percibe como muro en un lado y en el otro”, en referencia al veto del PSN, por el momento, a dialogar con Bildu. “Ni en Pamplona ni en ninguna otra institución se puede dar un acuerdo desde la exclusión”, ha explicado Joseba Asirón.

Hay que recordar que para conformar un Gobierno de Navarra que no decaiga del lado de Navarra Suma, es imprescindible el respaldo activo o pasivo de los abertzales. Y, aún en el caso en que decidieran entregar su abstención de forma gratuita, los socialistas necesitarían el respaldo abertzale para gobernar los cuatro años de legislatura.