Línea roja y señalización horizontal y vertical de Madrid Central - GUILLERMO NAVARRO

Piquetes informativos para evitar que los coches circulen por Madrid Central

La moratoria de multas en el área restringida empieza hoy hasta el 30 de septiembre

Actualizado:

La reacción a la moratoria de multas en Madrid Central no se limitará a la manifestación del sábado. La Plataforma en Defensa de Madrid Central instalará diferentes piquetes informativos en puntos clave del área restringida por el Gobierno de Manuela Carmena para tratar de persuadir a los conductores y evitar que se desplacen por el distrito Centro con su vehículo privado. «Aunque el alcalde sea un irresponsable, les pediremos que sean responsables y dejen el coche en su casa», exponen en la convocatoria.

Los controles se dispondrán en cinco de los enclaves que rodean Madrid Central, cuyas sanciones quedarán sin efecto desde hoy y hasta el próximo 30 de septiembre, tras aprobarse en Junta de Gobierno por el Ayuntamiento bicolor de PP y Cs. Estarán en la conexión de Cibeles con la calle de Alcalá, Atocha, plaza de Embajadores, Puerta de Toledo y la intersección de la plaza de España con la Gran Vía. Según los organizadores, que piden que los piquetes acudan con pancartas, pegatinas y carteles, serán a las 10 de la mañana y a las siete de la tarde.

La presión sobre los conductores será el siguiente paso de la campaña iniciada contra el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida, dos días después de que miles de personas se echasen a la calle para protestar por la moratoria de tres meses, con el argumento de que se trata de una cuestión de salud pública en la capital. Una multitud abarrotó la Gran Vía –incluidos ediles de Más Madrid– a pesar de que el nuevo Consistorio ha insistido en los últimos días en que Madrid Central «no se suspende». La prórroga, detallaron, no persigue la eliminación total del área de bajas emisiones, sino reformularla por los errores cometidos desde su puesta en marcha.

Sirvan como ejemplo en ese sentido los problemas derivados de la imposición de las multas. Como informó ABC, se anularon más de 6.600 expedientes por un error producido en el formato horario, al tiempo que solo se ha sancionado a los coches que no llevaban el distinto ambiental de la DGT, pero no a los que portaban las etiquetas B y C, también contaminantes.

Auditoría del sistema

El propósito de PP y Cs es que durante el tiempo que dura la exención se aborde una auditoría integral del sistema. El debate se ha polarizado y también hay colectivos a favor de que se revise Madrid Central. La plataforma de afectados, que agrupa a 80 entidades, calificó la prórroga como una «buena noticia para las pymes».