ÁNGEL DE ANTONIO  La entrada al Valle de los Caídos permanecía ayer cerrada a cal y canto «por obras de mantenimiento y seguridad»
ÁNGEL DE ANTONIO La entrada al Valle de los Caídos permanecía ayer cerrada a cal y canto «por obras de mantenimiento y seguridad»

A golpe de piqueta con «La Piedad»

El hijo del escultor da por roto su acuerdo con Patrimonio y se plantea acciones legales

J. M. CAMARERO I MADRID
Actualizado:

Estaba previsto que fuera el próximo lunes cuando los técnicos comenzaran los trabajos de desmontaje de «La Piedad», en el frontispicio de la basílica del Valle de Los Caídos. Así lo había anunciado Patrimonio Nacional, aunque fue realmente el pasado jueves cuando los operarios iniciaron la operación por sorpresa. Al parecer, han tenido que paralizar el desmontaje con la misma celeridad con la que empezaron.

Varios técnicos de la empresa encargada del trabajo habían colgado los arneses para cortar las moles de piedra que componen la escultura de Juan de Ávalos. Sin embargo, poco ha durado «posiblemente porque al ponerse a ello se habrán dado cuenta de las consecuencias que podría tener para la escultura», explica Juan de Ávalos, hijo del escultor que hizo la obra y presidente de la Fundación encargada de velar por el legado del artista.

Las fuentes consultadas por este diario indican que lo que han hecho los operarios no son las catas iniciales que suelen realizarse para testar el estado interno de las estructuras, antes de desmantelarlas, sino que habrían sido trabajos directos sobre la piedra y las juntas de cemento que las unen.

Al parecer, a las pocas horas, los técnicos han paralizado el desmontaje y han dejado tras de sí un reguero de polvo blanco tanto en la cabeza como en la espalda de la Virgen, como consecuencia, posiblemente, de los cortes iniciales realizados con las radiales. Ayer por la mañana también estuvieron trabajando, aunque finalmente no han desmontado ni una sola pieza de «La Piedad».

Este cambio de planes repentino no ha sentado nada bien al primogénito de Juan de Ávalos. «Les deseo suerte en esta aventura, porque si no, van a tener muchos problemas», señalaba el hijo del escultor. «Yo siempre he abogado por hacer un vaciado del original para que éste no se desmorone», indicaba Juan de Ávalos, quien ha mostrado su «desagrado por los acuerdos incumplidos» por Patrimonio Nacional, donde se indicaba que él se encargaría de asesorar el desmontaje. Ahora se replantea las acciones legales que ya anunció en su día. Por su parte, la Asociación por la Defensa del Valle de los Caídos también amenaza con medidas ante los tribunales.