Ángel Garrido, presidente regional (izq.) y el portavoz del Ejecutivo autonómico, Pedro Rollán
Ángel Garrido, presidente regional (izq.) y el portavoz del Ejecutivo autonómico, Pedro Rollán - COMUNIDAD

La Comunidad investiga cursos para «curar» la homosexualidad

El Obispado niega que una entidad dependiente del mismo imparta estos cursos, y cree que todo es «un montaje teatral»

MADRIDActualizado:

La Comunidad de Madrid va a investigar los cursos para «curar» la homosexualidad que supuestamente se impartían desde el Obispado de Alcalá de Henares. La consejería de Familia y Asuntos Sociales recibió ayer numerosas protestas por esta actividad, y también se plantearon dos denuncias: una del diputado de Podemos Eduardo Fernández Rubiño, y otras de la asociación Arcópoli y el colectivo Cogam.

Según explicó el portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, el Gobierno investigará estas denuncias y «si se determina que hubo incumplimiento de la ley contra la LGTBIfobia, se incoará el correspondiente expediente» que podría llevar aparejada una sanción.

Fuentes de la consejería explicaron que el artículo que podría haberse incumplido en este caso es el 70.4 c, que establece como «infracción muy grave» la «promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sezual o identidad de género de una persona». La sanción aparejada va de 20.001 a 45.000 euros, informa Efe.

No obstante, Rollán no quiso pronunciarse sobre el asunto ni adelantar nada hasta que los técnicos de la consejería de Políticas Sociales «verifiquen y determinen si se ha cometido cualquier actividad al margen de la ley».

Desde el Obispado de Alcalá, que dirige Juan Antonio Reig Plá, se negó que se impartieran este tipo de cursos. La noticia, que adelantó Eldiario.es, afirmaba que se daban a través del Centro de Orientación Familiar Regina Familiae, dependiente del obispado alcalaíno. Éste calificó la noticia como un «montaje teatral construido ‘ad hoc’, en el que un periodista, haciéndose pasar por un joven que quiere cambiar su orientación, pide ayuda y orientación en primera instancia, para provocar después una conversación manipulada referida a la ideología de género y su amparo legislativo».

También han denunciado los hechos la diputada regional socialista Carla Antonelli, el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, y la organización de consumidores Facua.