Celia Mayer, el pasado sábado, en su comparecencia en Cibeles
Celia Mayer, el pasado sábado, en su comparecencia en Cibeles - RAFA ALBARRÁN

Celia Mayer: «No voy a dimitir. Me agobian solo los micrófonos»

Ahora Madrid evita que en el Pleno se debata la reprobación a la edil de Cultura

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con gesto altanero y sin querer atender a la prensa, pese a que Ahora Madrid dice que hace gala de su cercanía a la prensa, la controvertida concejal de Cultura y Deportes de la capital, Celia Mayer, solo quiso ayer decir públicamente: «No pienso dimitir. No me siento presionada; tan solo me agobian los micrófonos», en referencia al instrumento de trabajo de buena parte de los periodistas que intentaron, sin éxito, abordarla al término del Pleno municipal.

La sesión de ayer iba a ser la antesala de la comisión extraordinaria de Cultura convocada para hoy. Al menos, esa era la pretensión del PP, que quería llevar al hemiciclo municipal que se votara la reprobación de Mayer, tras sus continuas meteduras de pata; la última, la polémica obra de títeres puesta en escena en el marco del Carnaval de Madrid y que acabó con dos actores encarcelados.

La negativa del Gobierno de Manuela Carmena a aceptar esa moción de urgencia sentó muy mal a la jefa de las filas populares, Esperanza Aguirre, que les acusó de practicar «filibusterismo parlamentario». La alcaldesa arguyó que la sesión plenaria era solo para tratar el convenio entre el Consistorio y la Comunidad de Madrid sobre el convenio con el Consorcio Regional de Transportes.

«Estrategia golpista del PP»

Quien tuvo palabras gruesas para el PP fue el tercer teniente de alcalde y presidente del Pleno, Mauricio Valiente, que, a través de su cuenta de Twitter, criticó la «estrategia golpista del PP». Antes, públicamente, Valiente dijo que la actitud del Partido Popular le recordaba a la de la «extrema derecha en otros países contra gobiernos que quieren cambiar el estado de las cosas».

Lo cierto es que a Celia Mayer le llueven las críticas a diestra y siniestra. Incluidas las de los socialistas, que sustentan a Ahora Madrid al frente del Consistorio. La portavoz, Puri Causapié, insistió: «Debería cesar en sus funciones. Su permanencia está siendo difícil para la cultura». La líder local de Ciudadanos, Begoña Villacís, exigió «responsabilidad».