Límite sur del acceso a Madrid Central en la glorieta de Embajadores
Límite sur del acceso a Madrid Central en la glorieta de Embajadores - GUILLERMO NAVARRO

Los argumentos del juez para mantener Madrid Central

Dos juzgados confirman la paralización de la moratoria a las multas y rechaza las alegaciones del Ayuntamiento en favor de la salud y el medio ambiente

MADRIDActualizado:

El magistrado Jesús Torres Martínez, del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 24 de Madrid, confirmó ayer el revés judicial a PP y Ciudadanos en su moratoria a las multas de Madrid Central. Lo hizo a través de un auto en el que ratificó la suspensión del decreto de la Junta de Gobierno del pasado jueves 27 de junio por el que se levantaba, de facto, la prohibición de circular por el área de bajas emisiones a todos aquellos que no cumplieran los requisitos establecidos en la Ordenanza de Movilidad Sostenible. El objetivo, según el nuevo Consistorio de José Luis Martínez Almeida, era realizar una auditoría del sistema. Entre tanto, no se pondrían multas hasta el próximo 30 de septiembre.

El magistrado Torres, el mismo que el pasado el pasado 5 de julio impuso al Ayuntamiento volver a las multas al aceptar las medidas cautelarísimas solicitadas por la asociación Ecologistas en Acción, rechazó ayer las alegaciones del Ayuntamiento defendidas a través de dos informes emitidos por la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad y por su Secretaría General. Ninguno de los argumentos expuestos por el Ayuntamiento en su escrito de oposición a las cautelarísimas mencionadas ha logrado hacer cambiar de opinión al juez. Estos, estaban fundamentados principalmente en dos cuestiones: los problemas en el funcionamiento del sistema automatizado de control de accesos y de detección de infracciones; y el hecho de garantizar la seguridad jurídica que se pudiera derivar de sus «errores» y que generaran «perjuicios al ciudadano».

«La existencia de deficiencias en el sistema de multas debe ceder ante la protección a la salud y al medio ambiente», concluye de forma contundente el nuevo auto. A todo ello, añade que «ante una medida dirigida a la protección del medio ambiente, como es Madrid Central, el acuerdo municipal (que la suspendía) no ofrece ninguna alternativa para suplir la supresión de la zona de bajas emisiones, ni justifica tampoco que la misma haya sido ineficaz o haya producido un daño mayor del que trataba de evitar en el plano medioambiental». En la misma resolución se indica que «la protección a la salud y al medio ambiente son principios que deben regir la actuación de los poderes públicos, y en este caso es exigible en mayor medida dado que se está suprimiendo una actuación tendente a proteger ambos bienes constitucionales, sin ofrecer alternativas ni medidas opcionales».

Mandato de la UE

Respecto a los argumentos empleados por el Ayuntamiento, el juez asegura que la Administración «cuenta con medios suficientes para depurar las anomalías que puedan producirse en un procedimiento sancionador». «No es imprescindible eliminar la vigencia de la zona de bajas emisiones, sin perjuicio de que tales deficiencias deben ser corregidas lo antes posible para que el sistema funcione con todas las consecuencias, incluida la sanción al infractor», asegura en el auto. En él se incide, además, en que existe el mandato normativo de la Unión Europea de adoptar las «medidas necesarias para combatir los efectos» de los gases contaminantes.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid se pronunció también ayer a favor de suspender la moratoria después de que, el pasado día 5, denegara las medidas cautelarísimas solicitadas por dos concejales del PSOE. El juez asegura, tras escuchar al Consistorio, que resulta «indudable» a su criterio que paralizar las actividades sancionadoras por deficiencias en el sistema afecta «de manera directa» a la «eficacia» la Ordenanza de Movilidad. «Supone en la práctica vaciar de contenido el sistema», concluye.

Mientras que Más Madrid y el PSOE celebraron ayer –junto a Ecologistas en Acción y la Plataforma en Defensa de Madrid Central– sendos autos judiciales, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, reiteró la posición del Gobierno de Almeida. «Acatamos el auto judicial que suspende la moratoria, pero la posición del Ayuntamiento sigue siendo la misma», dijo. «Queremos plantear un modelo alternativo, más eficaz que Madrid Central, porque fue un fracaso en términos de contaminación y de movilidad». Para ello, recordó su intención de reunirse «con los diferentes afectados» y con «todo aquel que tenga algo que aportar en relación a la contaminación en la ciudad».