abc
madrid

Los «chispazos» de Esperanza Aguirre

El enfrentamiento más llamativo el que ha mantenido, en lo político pero nunca en lo personal, con Ruiz-Gallardón en la oposición

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Que Esperanza Aguirre —quien acaba de presentar su dimisión— es «todo un animal político» nadie lo duda. En sus 30 años de carrera, la presidenta de la Comunidad de Madrid, ha tenido diversos «chispazos» y roces con otros políticos, de su partido y de la oposición.

El más conocido ha sido con Alberto Ruiz-Gallardón. Ambos del PP y ambos con una personalidad muy fuerte. El alcalde madrileño y la presidenta de la Comunidad de Madrid han protagonizado enfrentamientos a cuenta, por ejemplo, de plan Eje Prado-Recoletos (la polémica llevo a la baronesa Thyssen a encadenarse a dos árboles del paseo del Prado). También, cuando el alcalde se postuló para ir en las listas al Congreso en 2007. O el famoso «pique» a cuenta de las obras del parking de la calle Serrano, que Ruiz-Gallardón paralizó, porque parecía que había restos arqueológicos muy importantes.

También se ha enfrentado a Esperanza Aguirre con el mismísimo Mariano Rajoy. Es especial, a raíz del famoso Congreso del PP en Valencia tras el que quedó la sensación, con mayor o menor calado, de que la presidenta madrileña aspiraba al Palacio de la Moncloa.

Entre los adversarios políticos, los enfrentamientos han sido más lógicos y más variados. Esperanza Aguirre ha rivalizado dialecticamente con Alfredo Pérez Rubalcaba. También, como corresponde, con sus oponentes socialistas regionales.

Desde Rafael Simancas (al que Aguirre eclipsaba) hasta Tomás Goméz. Con éste último se ha visto las caras en el último debate sobre el Estado de la Región, los pasados días 11 y 12 de septiembre. Un Góméz ácido y sin argumentos, que la única crítica dura más a mano fue el proyecto que Aguirre ha conseguido para Madrid: Eurovegas.