Díaz Ayuso, Aguado y Monasterio, antes de que comenzase el pleno sin candidato en la Asamblea
Díaz Ayuso, Aguado y Monasterio, antes de que comenzase el pleno sin candidato en la Asamblea - Jaime García

Aguado presiona a Vox mientras Díaz Ayuso se mantiene en su papel de mediadora

Monasterio ha pedido también informes sobre el Canal de Isabel II y la contratación en Telemadrid

MADRIDActualizado:

Al tiempo que Rocío Monasterio guardó silencio durante todo el día de ayer, Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado utilizaron la jornada para afianzarse en sus respectivos papeles dentro de la negociación a tres bandas para la gobernabilidad de la Comunidad de Madrid. Los líderes de PP y Ciudadanos, que ya han firmado un acuerdo, agitaron el señuelo del miedo a unas segundas elecciones y un gobierno de izquierdas. Aguado, más incisivo, presionó a Vox instándole a que explique a sus votantes por qué entregará el poder al PSOE y Podemos, mientras que la popular Díaz Ayuso, más mediadora, se incluyó en ese escenario hipotético: «Si repetimos las elecciones los votantes no nos lo perdonarían».

Las palabras de ambos candidatos se producen a las puertas de una semana –otra más– que puede ser decisiva para el Gobierno regional. Como informó ABC, cabe la posibilidad de que el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, convoque mañana mismo una nueva ronda de contactos para proponer un candidato, de modo que Díaz Ayuso se presentase con los apoyos suficientes para ser investida presidenta el próximo jueves o el viernes, cuando se celebraría el Pleno. Si bien las posturas parecen haberse acercado, en los equipos negociadores negaron ayer cualquier novedad, refrendadada públicamente en las declaraciones de Aguado y Díaz Ayuso.

La aspirante popular, quien trata de equilibrar las exigencias de Vox y Cs, lanzó un mensaje bidireccional y llamó a la cordura del bloque de centro-derecha, consciente del «cansancio» de los electores por la falta de acuerdos y la incertidumbre que genera el bloqueo de una Comunidad como Madrid, considerada como el motor económico de España. «A pesar de las diferencias y de los proyectos distintos, tenemos cosas que nos unen y hay que caminar juntos en eso», declaró Ayuso en una entrevista con el programa Fin de Semana de COPE.

El portavoz de la formación naranja, por su parte, se centró en atraer a Monasterio con el argumento de que el bloqueo acabará en las urnas. «Si Vox no rectifica y sigue votando en contra a estas investiduras nos mandará a unas segundas elecciones», dijo Aguado en alusión a Madrid y Murcia, ambas sin gobierno un mes y medio después del 26-M. El líder de Ciudadanos en la región, además, reprochó al partido de Santiago Abascal un supuesto giro en su discurso. «Vox decía que venía a combatir a la la izquierda y lo que está haciendo es aliarse con ella; si su objetivo es bloquear las instituciones y aliarse con PSOE y Podemos, tendrá que explicárselo a sus votantes», aseveró.

Peticiones de información

Junto a la polémica petición sobre los colegios públicos y concertados que han desarrollado actividades de contenido LGTBi, Vox ha reclamado hasta el 11 de julio información relativa al Canal de Isabel II y la contratación de trabajadores autónomos en Telemadrid. Concretamente, solicita conocer la justificación de la creación del Observatorio del Agua, informes jurídicos sobre la transferencia de personal a una sociedad anónima y un inventario de bienes de este ente público. Además, la formación de Rocío Monasterio se ha interesado en los convenios de Madrid con otras comunidades.

Repecto al trabajo de Cogam en centro educativos –cuya información ha negado la consejería de Educación–, Podemos, PSOE y Más Madrid se han mostrado favorables a que la Fiscalía actúe en este caso, aunque en diferentes grados. Podemos es el único que, de momento, ha confirmado que lo denunciará formalmente.