La conselleira Ethel Vázquez y Abel Caballero, este viernes en Vigo
La conselleira Ethel Vázquez y Abel Caballero, este viernes en Vigo - EFE
POLÉMICA

Las luces que irritan a Abel Caballero

El alcalde de Vigo abre otro frente con la Xunta por el puente de Rande al sentir que se ensombrece su despliegue navideño

SANTIAGO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El anuncio de la Xunta de que el puente de Rande contará con un sistema de iluminación semejante al del Golden Gate de San Francisco ha pisado un callo en Vigo. Su alcalde, Abel Caballero, siente que el Gobierno gallego se ha adentrado en un coto vedado, en un terreno que le pertenece en exclusiva por haber hecho bandera precisamente de este recurso visual. Y le ha molestado especialmente lo que entiende como un ejercicio de contraprogramación. El objetivo de San Caetano, clamó este viernes, no es otro que «hacerle competencia y sombra a Vigo con las luces de Navidad».

La víspera, tras el Consello semanal, y preguntado al respecto, Feijóo fue tajante: «No estoy compitiendo en luces con nada. Me gustaría competir en servicios públicos. En luces, no». El presidente de la Xunta se extendió en lo que había apuntado un día antes la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, al avanzar el proyecto para iluminar el puente de Rande. «Hace un año me reuní con el presidente de Audasa en mi despacho y le trasladé que, dado que esta realmente es una obra icónica para Galicia, para la ría de Vigo (...), pensaba y sigo pensando que son unos monumentos simbólicos que debemos poner en valor», detalló el jefe del ejecutivo autonómico.

«No es improvisado porque venga la Navidad», incidió a continuación, desmontando el argumento al que se aferra el regidor vigués. Al contrario, la propuesta tiene amplio recorrido y fundamento: «De la misma forma que está iluminada la catedral de Santiago y la torre de Hércules, por qué no iluminar un viaducto que tiene un premio mundial y que es imagen corporativa de toda la ría de Vigo y también de la ciudad de Vigo», expuso el jueves Feijóo.

Tira y afloja

Lejos de enfriarse el tira y afloja del que gusta Caballero, ayer se reactivó con motivo de una exposición, precisamente, sobre el puente de Rande, según recogió Efe. La conselleira fue requerida por la paternidad de la idea, porque el alcalde socialista aseguró que, con motivo de la firma del convenio de ampliación de la infraestuctura, tanto él como el entonces ministro de Fomento, José Bono, «ya hablamos de la idea de la iluminación». «Sabe perfectamente que fue idea del presidente de la Xunta», rebatió Vázquez, «y lo pueden confirmar los representantes de Audasa».

Lo respaldan, amplió, pruebas «por escrito». Negro sobre blanco se recoge que Feijóo ofreció «colaboración técnica y económica» al gerente de Audasa, César Canal, para sacar adelante el proyecto, que está pendiente, desveló la titular de Infraestruturas e Mobilidade, de un informe de la agencia estatal de seguridad aérea, que está a punto de ultimarse. «A todas luces», valga la redundancia, y «cualquiera lo puede comprobar», la Xunta, defendió la conselleira, «trabaja, invierte, para que Vigo progrese y le vaya bien».

El alcalde de la ciudad olívica, presente en el mismo acto, ofreció una versión completamente diferente. Además de relatar su conversación con Bono, aseguró que es el actual responsable de Fomento, José Luis Ábalos, de la mano de Audasa, y bajo el auspicio del mismísimo Pedro Sánchez, quien está supervisando la puesta «en valor» del puente de Rande, repentino objeto de deseo. Que es «competencia» de Madrid y no de Santiago, y que en La Moncloa asisten «atónitos» a lo que considera usurpación por parte de Feijóo, por haberse «arrogado» un planteamiento del que aseguró conocer detalles que no desvelará porque es «una persona leal».

«Feijóo obstaculizando Vigo», resumió su visión de la polémica Caballero, que ha visto cómo el anuncio de la Xunta generaba titulares que esperaba que captaran los «10 millones de luces led» del dispositivo navideño de este año. Ese que, aseguró el miércoles, hará que le llame el alcalde de Nueva York para venir a observar en persona el espectáculo. Con la iluminación de Rande, en definitiva, el primer edil vigués ha encontrado un nuevo filón con el que seguir explotando su enfrentamiento con el Gobierno gallego. Una muesca más mientras siguen abiertos otros frentes como su boicot al Parque das Illas Atlánticas.