Los conselleiros de Presidencia y de Política Social durante la reunión de trabajo con el Colexio de Psicoloxía
Los conselleiros de Presidencia y de Política Social durante la reunión de trabajo con el Colexio de Psicoloxía - CEDIDA
Familias

Estudian que un mediador parental intervenga en los divorcios con hijos

La Xunta trabaja con el colegio de psicólogos en la definición de esta figura profesional

SantiagoActualizado:

La reorganización de las relaciones puede resultar difícil tras una sentencia de divorcio, y la adaptación a las medidas dictadas por los tribunales en relación a los hijos menores requiere de una colaboración no siempre posible entre las partes. Ahí, en ese terreno inestable proclive al conflicto, surge la figura del coordinador parental, un profesional nacido en Norteamérica en los 90 que el Ministerio de Justicia se ha propuesto importar a España y con el que la Comunidad gallega quiere comenzar a trabajar cuanto antes. Como mediador o colaborador para el reajuste de la familia a la nueva situación, el coordinador de parentalidad está llamado a reducir la conflictividad, a facilitar las relaciones en beneficio de los menores y evitar la judicialización de diferencias en torno a la aplicación y cumplimiento de las medidas dictadas por los jueces.

Durante la última conferencia sectorial de Justicia, el Ministerio trasladó a los gobiernos autonómicos el Programa Piloto de Coordinación de la Parentalidad en el que el Ejecutivo trabaja junto al Consejo General del Poder Judicial; un proyecto abierto a las comunidades interesadas. La Xunta se ha puesto manos a la obra iniciando el proceso de estudios para que, en consenso con ambas partes, los progenitores afectados por una sentencia de divorcio y con hijos en común puedan contar en la Comunidad con un coordinador parental que contribuya a evitar o minimizar conflictos.

Con el objetivo de avanzar en la definición de esta figura profesional, el vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Xustiza, Alfonso Rueda, y la conselleira de Política Social, Fabiola García, mantuvieron una reunión con la presidenta de la sección de psicología jurídica del Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia, Dolores Seijo. Los coordinadores, avanzan, serán titulados en Psicología, Trabajo Social o Derecho y el servicio estará cerrado a familias en las que exista violencia sobre los menores.