Encabezamiento de la sentencia dictada en 2013 contra el Concello de Vigo
Encabezamiento de la sentencia dictada en 2013 contra el Concello de Vigo
TRIBUNALES

El Ayuntamiento de Vigo fue condenado en 2013 por el cuidado defectuoso del paseo de la ciudad

Una sentencia le obligó a pagar 4.649 euros a una vecina que tropezó con una tabla

SantiagoActualizado:

El Juzgado contencioso-administrativo número 1 de Vigo ya condenó al Ayuntamiento por el deficiente cuidado del paseo del Club Náutico. En una sentencia de febrero de 2013, la Justicia obligó al consistorio a indemnizar con 4.649 euros a una vecina que tropezó con uno de los tablones de madera y se fracturó un hombro a consecuencia de la caída. El texto, además, expone con meridiana claridad la responsabilidad municipal en el «mantenimiento» de la zona, y se apoya en el convenio firmado en 1992 entre el Concello, la Zona Franca y el Puerto para delimitar las competencias de cada administración en la gestión del área.

El debate, en fin, rebrota. Ayer, la portavoz del Partido Popular en la ciudad, Elena Muñoz,sacó a relucir la sentencia, como antes ya había advertido poco antes del Marisquiño —el 7 de agosto— de la existencia de «maderas rotas» y «puntas al aire» en el entorno de la polémica dársena. «Esperemos por el bien de todos que no pase nada durante ni después del evento», dijo entonces, y ayer volvió de nuevo a la carga contra el gobierno de Abel Caballero. Para la popular, son varios los fallos judiciales que «dicen claramente» que la competencia del cuidado del espacio corresponde al Ayuntamiento.

Concretamente, el veredicto de 2013 relata que la vecina indemnizada, M. T., caminaba el 12 de julio de 2009 en compañía de otra persona «cuando tropezó con uno de los tablones de madera que conformaban la zona de tránsito, cayendóse al suelo sobre el hombro derecho produciéndose lesiones».

El juez, a continuación, confirma que «el mantenimiento de la vía corresponde al Concello», conforme al convenio de colaboración de 1992, por lo que finalmente le condena al abono de una compensación de 9.299,78 euros, rebajada a la mitad al no apreciarse existencia de «temeridad o mala fe».

En su primera comparecencia de prensa desde el accidente de O Marisquiño, Abel Caballero insistió en repetidas ocasiones en que el desplome se había producido por un «colapso estructural» de la plataforma de hormigón, y no debido a un fallo en las «maderitas»del paseo. Fue una forma de apuntalar el que viene siendo su argumentario en los últimos días, y que pasaría por negar su responsabilidad en la inspección de los planes de seguridad del festival, como le obliga la ley autonómica de espectáculos.