Imagen de la canalización del trasvase Tajo-Segura al paso por la Orihuela
Imagen de la canalización del trasvase Tajo-Segura al paso por la Orihuela - JUAN CARLOS SOLER
El problema del agua

Las lluvias en la cabecera del Segura evitan el «peor verano» de sequía de la historia

La Confederación Hidrográfica reducirá las restricciones al regadío a entre el 25 y el 30%

ALICANTEActualizado:

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) reducirá las restricciones al regadío a entre el 25 y el 30% debido a la lluvia en cabecera de la cuenca, que ha evitado "el peor verano de la historia conocida" de esta demarcación, según ha asegurado el presidente del organismo, Miguel Ángel Ródenas.

En declaraciones a los medios antes de la junta, Ródenas ha señalado que, a pesar de que la reserva embalsada es del 28%, cuatro puntos menos que en abril de 2017, y que la pluviometría media ha sido de 140 milímetros, 60 menos que la media de los últimos años, las lluvias se han concentrado en la cabecera, lo que ha permitido aumentar las reservas en los embalses.

"Esto nos hace ser un poco más optimista que la situación anterior, que era absolutamente dramática. Hace dos o tres meses pensaba que íbamos a tener el peor verano de la historia conocida de la cuenca", ha aseverado el presidente de la CHS, que ha hecho un llamamiento a la prudencia debido a que la cuenca atraviesa el cuarto año de sequía.

Tras remarcar que la situación "ha mejorado un poquito", lo que ha permitido salir del nivel de emergencia para entrar en el de alerta, Ródenas ha incidido en que, salvo la cabecera de la demarcación, donde se concentran los embalses más grandes, la cuenca ha tenido una "sequía muy dura", lo que les ha obligado a realizar un desembalse extraordinario durante este mes de abril para afrontar el riego en las vegas.

El presidente del organismo de cuenca ha detallado que, a estas alturas del año hay embalsado 320 hectómetros cúbicos, un 28% del total, mientras que en las mismas fechas del año anterior esta cifra alcanzaba los 370 hectómetros cúbicos, con un 32% embalsado sobre la capacidad total.

Por ello, la Junta de Gobierno ha aprobado seguir manteniendo la política de ahorro, pero suavizar la restricción al regadío que, en el caso de la zona tradicional tendrá una limitación del 25%, cuando antes era de un 39%, mientras que el área no tradicional tendrá un descenso en la restricción, pasando del 49% anterior al 30% actual.

Esta ligera mejoría en la zona alta de la cuenca del Segura se ve complementada con la "tendencia positiva" en la cabecera del Tajo, según ha apuntado Ródenas, lo que permite a la CHS ser un "poco más optimista" y "colocar agua" en los embalses de la provincia de Albacete.

Trasvase Tajo-Segura

Por su parte, el delegado de la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT), Adolfo Gallardo, ha asegurado que la "apertura" del Trasvase Tajo-Segura tras diez meses sin envíos de agua posibilita que, "a corto plazo", no vaya a haber restricciones, además de permitir a este organismo operar "casi en condiciones normales".

Igualmente, la llegada de agua de Entrepeñas y Buendía y la menor dependencia de la desalación hará que la tarifa que se le cobra a los 80 municipios de Albacete, Alicante y Murcia abastecidos en alta por la MCT siga igual, por lo que Gallardo no contempla una subida en los próximos meses que hubiera estudiado si no hubiera habido desembalses desde el Tajo esta primavera.

De esta forma, el Taibilla reducirá la demanda solicitada a las desaladoras que gestiona Acuamed, aunque mantendrá a pleno rendimiento sus plantas en Alicante y San Pedro del Pinatar.

Asimismo, ha recordado que la red de la MCT está diseñada para funcionar con agua del Trasvase Tajo-Segura en un "porcentaje muy alto" y, en su opinión, "tiene que seguir siendo así en el futuro", añadiendo que la desalación es un "recurso que nos aporta una garantía muy importante".

Finalmente, el presidente de la MCT ha incidido en que el "ligero incremento" de el consumo, cifrado en un 4%, a pesar de haber recomendado un descenso del 15%, no va a ser óbice para "dar respuesta a la demanda sin ningún problema".

"Los planes de emergencia no conducen a ahorrar todo lo que deseamos, pero sí a contener la demanda", ha apostillado Gallardo.