Oficinas de Aguas de Barcelona (AGBAR)
Oficinas de Aguas de Barcelona (AGBAR) - ABC

La sede social de Agbar regresa a Barcelona

En octubre de 2017 la empresa decidió trasladar su domicilio social a Madrid debido a la situación convulsa que vivía la comunidad al calor del proceso independentista

BarcelonaActualizado:

El consejo de administración de SGAB, matriz del grupo Aguas de Barcelona (Agbar), ha anunciado este martes su intención de fijar de nuevo su sede social en Barcelona. La empresa trasladó su domicilio a Madrid en octubre del año pasado para preservar su «seguridad jurídica» y los intereses de sus inversores y trabajadores en un momento enormemente convulso a nivel político en Cataluña.

«La estabilidad económica ha propiciado que el Consejo de Administración de Agbar haya decidido a adoptar esta medida», ha apuntado la empresa en un comunicado en el que ha agregado que la decisión de trasladar su sede social fue concebida como «temporal» en un momento de profundas turbulencias causadas por el proceso independentista.

Agbar se convierte así en la primera gran empresa que vuelve a fijar su sede social en Cataluña, tras el traslado de sedes sociales que se produjo por la inestabilidad política de los últimos meses. Al trasladar su sede, la compañía manifestó que esta operación era «un movimiento doloroso, pero necesario» y que adoptó esta decisión ante la existencia de «una presión muy fuerte» de los mercados financieros.

Según ha añadido la firma, el cambio del domicilio social no ha tenido «afectación alguna» al servicio que presta a sus clientes ni ha afectado a las inversiones planificadas, que se han ejecutado «en los plazos previstos». Finalmente, la compañía ha resaltado que la compañía es accionista de varias operadoras del ciclo integral del agua en Cataluña que durante este periodo han mantenido su sede social en la comunidad.

Miles de empresas

Entre enero y junio de 2018 casi 2.000 empresas confirmaron su salida de Cataluña, 536 de ellas entre abril y junio. En la primera mitad del año se fueron 1.886 empresas de las que 1.066 se dirigieron a Madrid, es decir, más de la mitad, el 56%, según la estadística trimestral del Colegio de Registradores.