Marta Pascal, junto al el coordinador de organización del PDECat, David Bonveh
Marta Pascal, junto al el coordinador de organización del PDECat, David Bonveh - EFE

Pascal no ve «diferencias insalvables» para pactar una candidatura de consenso para dirigir el PDECaT

La coordinadora general del partido sostiene que «no ha habido ningún pacto rechazado, ni nada roto»

BarcelonaActualizado:

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha asegurado este viernes que no ve «diferencias de fondo ni insalvables» para pactar una candidatura de consenso que lidere el PDeCAT.

Así lo ha dicho en declaraciones a los periodistas a las puertas del Palau de Congressos de Cataluña, donde este fin de semana se celebra la Assemblea Nacional del partido para escoger nueva cúpula y decidir la orientación política de la formación.

«No ha habido ningún pacto rechazado, ni nada roto. Al contrario, estamos trabajando. Estamos esperanzados. Creo que nos pondremos de acuerdo porque no hay diferencias de fondo, no hay diferencias insalvables y, por lo tanto, os pido que nos dejéis acabar de negociar», ha expresado Pascal.

Las palabras de Pascal llegan cuando el pulso entre familias del PDeCAT para definir la estructura directiva se habría intensificado en las últimas horas, al no haber acuerdo sobre el escalafón que debe ocupar la actual coordinadora general, Marta Pascal, aunque diferentes sectores sí avalarían a David Bonvehí como presidente del partido.

Así lo han indicado a Efe diversas fuentes de la formación demócrata, que entre hoy y el domingo celebrará en el Palacio de Congresos de Cataluña su primera Asamblea Nacional desde su fundación, hace dos años, un cónclave en el que deberá definir su nueva dirección y su integración en la Crida Nacional per la República impulsada por Carles Puigdemont.

A la asamblea se llega en medio de presiones de diversos sectores del partido, incluido Puigdemont y su entorno, para que Pascal dé un paso atrás como coordinadora general y acepte jugar un papel secundario en la nueva dirección.

Sin embargo, Pascal sigue dispuesta a encabezar su candidatura a la dirección, como nueva secretaria general, pese a los movimientos de los sectores críticos, que se plantean presentar una lista alternativa si no se consigue una lista de consenso.

El planteamiento de la actual líder de la dirección, según fuentes demócratas, pasa por situar en la presidencia del partido a Bonvehí, ahora coordinador organizativo, bien relacionado con Puigdemont y con quien Pascal ha hecho tándem en los últimos dos años, y mantenerse ella como coordinadora o secretaria general.

Según las fuentes consultadas, ayer, diferentes sectores críticos del partido -con apoyos al más alto nivel, según dichas voces- plantearon como solución intermedia, para evitar el choque, una dirección de mínimos para preparar en un futuro próximo la integración del partido en la Crida Nacional per la República.

Esta solución pasaría por situar a Bonvehí como presidente del PDeCAT, en una cúpula sin coordinador general ni coordinador organizativo y con presencia de la propia Marta Pascal -ya sin su rol de máxima dirigente-, así como de otros miembros de la dirección actual, de consellers y de representantes de los distintos sectores.

No obstante, fuentes cercanas a Pascal han expresado su rechazo a rebajar en el escalafón a la actual coordinadora general del PDeCAT, que hoy se ha desplazado hasta la cárcel de Lledoners para reunirse con los dirigentes del partido presos, con el fin de intentar llegar a un acuerdo que resuelva la disputa por el liderazgo