Imagen fachada principal Hospital Vall d'Hebron
Imagen fachada principal Hospital Vall d'Hebron - ABC

Mueren dos bebés prematuros y aislan a otros tres por una infección bacteriana en el Hospital Vall d'Hebron

Los recién nacidos fallecieron, según el centro, por una enterocolitis que se agravó por la presencia de la bacteria Klebsiella, altamente resistente a los antibióticos

Los familiares de uno de los bebés fallecidos, que han denunciado el caso, acusan al hospital de no tomar las precauciones necesarias para evitar la infección y de la «falta de limpieza» de la unidad

BarcelonaActualizado:

Dos bebés prematuros hospitalizados en la UCI neonatal del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona han fallecido en estos últimos diez días como consecuencia de una enterocolitis (inflamación intestinal) agravada por una infección causada por Klebsiella, una bacteria hospitalaria extremadamente resistente a los antibióticos. Aunque en individuos sanos el microorganismo resulta inocuo, en sistemas inmunológicos debilitados, como el de los bebés prematuros, puede resultar letal, según precisan fuentes médicas. También se ha detectado la presencia de la bacteria en al menos otros ocho bebés que han sido aislados para evitar nuevos contagios. Portavoces del Vall d’Hebron informaron a ABC que los bebés aislados «están colonizados por la bacteria pero no han desarrollado síntomas». Sin embargo, la jefa del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital, Magda Campins afirmó ayer en una rueda de prensa que el número de niños aislados no es motivo de alarma y que tampoco el hecho de que se produzca una infección en los aislados. Esta infección «no es nada excepcional, porque los pacientes ingresados en un hospital, y más en una UCI, se colonizan por las bacterias propias del hospital».

Pese a las aclaraciones, fuentes del hospital precisaron que los servicios de Epidemiología y Neonatología han abierto una investigación «para determinar por qué estaba presente la bacteria en la UCI». El hospital cerró el box donde estaban los dos fallecidos aunque consideran poco probable que el contagio haya sido ambiental.

Los casos han trascendido porque una de las familias denunció la muerte de su bebé ante la asociación del Defensor del Paciente, quien, a su vez, elevó el caso ante el Fiscal Superior de Cataluña, Francisco Bañeres, por un «presunto delito contra la salud de los ciudadanos». Fuentes del hospital informaron que los dos bebés eran «extremadamente prematuros». Uno de ellos, nacido en la semana 24 de gestación, pesaba menos de 500 gramos, y el otro, que nació la semana 25, no alcanzaba los 700 gramos. «Eran dos bebés en una situación de extrema fragilidad», precisaron fuentes del Vall d’Hebron, quienes recuerdan que cada año fallecen en la UCI neonatal del centro unos diez bebés a causa de infecciones.

La Klebsiella es una bacteria que suele producir infecciones de pulmón, de las vías urinarias, del tracto intestinal e infección en las heridas, y en los últimos meses ha centrado la atención de la comunidad científica mundial, ya que es muy resistente a los antibióticos más conocidos.

Denuncia de los padres

Los padres de uno de los bebés fallecidos denunciaron ante El Defensor del Paciente que su hija murió debido a un brote de Klebsiella y que esta bacteria habría afectado a cuatro de los seis bebés que a mediados de este mes de abril estaban ingresados en la sala de incubadoras. Este padre describió que las enfermeras atendían a los bebés de incubadoras situados a la derecha y a la izquierda de la sala, de forma indistinta, y que el primer bebé falleció el fin de semana del 19 al 21 de este mes y su hija, el 24 de abril. También expresó sus dudas por la limpieza, ya que «no es muy normal que al andar por la sala las suelas de los zapatos se quedaran pegadas» al suelo.

El Defensor del Paciente ha vinculado, en la misiva dirigida al Fiscal, la expansión de la bacteria a la suciedad que detectó esta entidad recientemente. «Nos llena de dolor que esto se haya cumplido ya que, al menos cuatro bebés -según esta asociación-, han sido objeto de este peligro por falta de asepsia», denuncia la asociación. También ha denunciado que, en este caso, no se tuvo la precaución de trasladar de inmediato a los bebés cuando se tuvo conocimiento del primer afectado.