El consejero de Cultura, Santi Vila, en el Museo de Lleida
El consejero de Cultura, Santi Vila, en el Museo de Lleida - ABC

La Generalitat pide que se anule la resolución que le obliga a devolver de los bienes Sijena

Alega que las sentencias colocal al Gobierno catalán en «una situación de indefensión que, además, vulnera derechos constitucionales

BARCELONAActualizado:

El consejero de Cultura, Santi Vila, ha anunciado esta tarde que la Generalitat ha iniciado un nuevo procedimiento judicial para evitar el traslado de los bienes del monasterio de Sigena que se encuentran en el Museo de Lleida y en el MNAC. Se trata de una petición de nulidad de actuaciones contra las resoluciones del juzgado de Huesca que ordena el retorno provisional de los bienes a Sijena el próximo 25 de julio.

En una comparecencia en el mismo Museo de Lleida, Vila ha explicado que esta nueva acción judicial, que ya ha sido presentada ante el juzgado número 1 de Huesca, se adopta al considerar que «las resoluciones adoptadas por la juez nos sitúan en una clara posición de indefensión que, además, vulneran derechos fundamentales constitucionales». En el procedimiento se pide la nulidad de las dos resoluciones que ordenan la entrega de las piezas y, por tanto, que se suspenda la ejecución provisional de la sentencia. 

En este sentido, el expediente presentado en el juzgado de Huesca argumenta que en sus resoluciones no se ha dado respuesta a siete de los ocho requerimientos que han hecho los letrados de la Generalitat durante el proceso y que, por tanto, el juzgado ha tomado decisiones obviando «cuestiones fundamentales» de todo el litigio.

El documento señala, por ejemplo, que en las resoluciones no hay ninguna referencia a la devolución de los 300.000 euros que costaron las obras cuando fueron compradas por la Generalitat; que se ha resuelto trasladar los bienes al monasterio de Sijena aunque actualmente está arrendado a unos terceros ajenos al litigio; que, a la hora de trasladar los bienes, no se respetarían las normas del Patrimonio Catalán; que no se han valorado las condiciones de conservación y seguridad de los objetos en su futura ubicación, y que obliga a devolver unos bienes a Sijena cuando antes de su compra ya se encontraban en Cataluña.

En caso de que el juzgado no atienda esta petición, Vila no descarta recurrir a instancias superiores para denunciar esta situación de indefensión jurídica.

Asismismo, el consejero de Cultura ha insistido hoy en que es «inasumible» por el Gobierno cumplir la fecha del 25 de julio. «Es impensable que la juez obligue a un consejero de un gobierno a incumplir una normativa» y que el gobierno de Cataluña «cumple las sentencias y las leyes, también las catalanas».