Tudanca, durante el pleno de las Cortes
Tudanca, durante el pleno de las Cortes - F. HERAS

Tudanca reduce a «anécdota» que Sánchez acepte un relator con Cataluña

El líder del PSCL evita las críticas realizadas en el seno del partido a la gestión realizada por la vicepresidenta Carmen Calvo y sólo pide que los Presupuestos queden «fuera» del «diálogo»

ValladolidActualizado:

Esquivo durante buena parte de la mañana y reacio a pronunciarse en un primer momento, finalmente al secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, no le quedó mas remedio que ponerse ante los micrófonos. Tragar saliva y con unas declaraciones a medio camino entre la leve crítica y el halago, salir al paso del charco en el que el Gobierno de Pedro Sánchez le había metido tras conocerse que está dispuesto a aceptar un mediador, relator o coordinador en un diálogo bilateral con los independentistas catalanes.

Una figura que si bien despertó las críticas de la mayoría del resto de partidos y de muchas voces dentro del propio PSOE, con sus barones a la cabeza, para Tudanca eso «no interesa». Como una «anécdota» lo llegó a calificar. «No me parece que tenga importancia, no me parece que sea lo mollar, lo esencial», justificó el también portavoz parlamentario del Grupo Socialista en las Cortes, quien trató de centrar el debate en que lo importante de la cuestión es el «diálogo» y responsabilizar al PP de la situación e incluso de haber abierto el debate sobre ese mediador o relator que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, exigió a Sánchez.

Siempre fiel a Pedro Sánchez, incidió ese «diálogo» se tiene que producir «siempre» dentro del «absoluto y escrupuloso respeto a la Constitución, a la ley y fuera del debate presupuestario». Precisamente este último punto fue el único «pero» que puso a esa negociación de La Moncloa con los independentistas catalanes. «Yo sí pido una cosa al Gobierno de España, que deje todo este diálogo fuera de la negociación o de las conversaciones en relación con los Presupuestos Generales del Estado», reclamó Tudanca, para quien se trata de dos cuestiones que «deben estar absolutamente separadas».

«Explicado mal»

Y a modo de tirón de orejas también al Ejecutivo de Sánchez y la justificación a esta maniobra conocida que ha supuesto una respuesta y rechazo dentro de las filas socialistas, el líder del PSCL consideró que los ocurrido «se ha explicado mal, muy mal». Eso sí, a renglón seguido giró la mirada y el dedo acusador hacia el PP. «Tengo la sensación de que todo esto tiene que ver con la necesidad de la derecha de tapar su corrupción. En fin, como se les acabó Venezuela, se les acabó Gibraltar, ahora Cataluña», consideró el barón socialista, pidiendo «un poco de relax» a los populares y echando balones fuera al ser preguntado por opiniones como la de la diputada vallisoletana Soraya Rodríguez, quien ayer rechazó expresamente la figura del relator en las reuniones con los secesionistas catalanes.

Lo que sí consideró es «muy oportuna» la reunión del Consejo Territorial del PSOE reclamada por otros barones socialistas «porque el problema territorial de este país, evidentemente, sigue abierto en canal». «Y el PSOE -apostilló- va a estar, tiene que estar enfrente de los secesionistas y enfrente de quienes quieren desde la ultraderecha romper el estado de las autonomías».

Tudanca se pronunciaba así después de que el presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, le reclamase que «exija al Gobierno de Pedro Sánchez la reiterada inmediata de esa propuesta de negociación», que para líder popular supone conocer el «pacto secreto» de Sánchez con los «separatistas desleales con la Constitución Española y con España» para que «fructificase» la moción de censura contra Mariano Rajoy. «Ni pacto, ni relatores», incidió Mañueco, quien subrayó que «España lo que necesita es el respeto a la Constitución, los estatutos de autonomía y el imperio de la ley». En este sentido, avanzó que presentarán iniciativas en las Cortes de Castilla y León, las diputaciones y los principales ayuntamientos, sin descartar otro tipo de movimientos.

«Pasos irreversibles»

«Más Constitución y menos relator», reclamó también el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien acusó a Sánchez de estar «jugando con la unidad de España para mantenerse él en La Moncloa». «Es muy grave», incidió el también consejero de la Presidencia desde la tribuna de oradores de las Cortes, durante su defensa del decreto por el que se aprobó por unanimidad de la Cámara el incremento de las retribuciones salariales de los trabajadores de la administración autonómica de cara a este año. Además, De Santiago-Juárez, advirtió de que «estos pasos pueden ser irreversibles».

De hecho, las alusiones al «relator» o «mediador» salpicaron ayer buena parte del debate parlamentario, especialmente por parte del PP, que a modo de coletilla lo incluyó en casi todas sus intervenciones, con su portavoz, Raúl de la Hoz, como el más incisivo y crítico. Pero por más que insistió en reclamar una postura y respuesta desde el PSOE de Castilla y León, en su turno de palabra, la socialista Ana Sánchez, también secretaria de Organización, no hizo alusión alguna al asunto.

Sí lo aprovechó el portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, quien censuró la «antipolítica» y el «apoltronamiento en La Moncloa» de esta maniobra de Pedro Sánchez. Desde Podemos, su líder regional, Pablo Fernández, aplaudió «todo lo que contribuya al diálogo», que «no a la negociación», aunque reconoció no entender ni ver necesaria la figura del «relator». Figura en cuya «utilidad» confió José Sarrión (IU). Desde el PP de Valladolid, su presidente, Jesús Julio Carnero, se preguntó «qué opina Óscar Puente de la rendición de Sánchez», una vez que ayer el alcalde de Valladolid no habló de este polémico asunto.