El líder de Podemos muestra una foto de la Corporación de Salamanca
El líder de Podemos muestra una foto de la Corporación de Salamanca - ICAL

El PP pide la dimisión del líder de Podemos por la «cacería» contra Mañueco

Cree que el archivo de la denuncia por las guarderías de Salamanca «inhabilita» a Pablo Fernández

VALLADOLIDActualizado:

Los hechos denunciados «no revisten carácter delictivo». Así de contundente se pronuncia la Fiscalía Provincial de Salamanca en el decreto en el que dicta el «archivo» de la denuncia presentada el pasado mes de enero por el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, por el caso de las guarderías en la capital del Tormes. Entonces, en el punto de mira, el alcalde de la ciudad y presidente regional del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco. Y no sólo eso, pues el fiscal, en los seis folios de en las que da a conocer su decisión tras las practicar las diligencias de investigación, no sólo dice a Podemos que no tiene razón, sino que, de paso, enmienda también la plana a la formación morada, que intentó vincular la licitación de las guarderías municipales de Salamanca con el « caso Lezo», por el que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, entre otros, está en prisión en relación a una trama vinculada a la empresa Canal de Isabel II.

Así, el Ministerio Fiscal recalca que «a mayor abundamiento» de «descartarse» haber «apreciado indicios de delito», el grupo político denunciante, esto es, Podemos, «es a su vez parte acusadora en el caso Lezo (...) sin que coste que aquellos hayan presentado escrito alguno en el caso Lezo pidiendo la investigación de estos hechos, ni tampoco hayan solicitado que se deduzca testimonio de los mismo».

Con el decreto de archivo en la mano, primero fue el portavoz del Gobierno Municipal de Salamanca, Fernando Rodríguez, quien reclamó ayer la dimisión de Pablo Fernández, líder de la formación morada y procurador en las Cortes de Castilla y León, así como de la concejala de Ganemos Salamanca (marca blanca de Podemos) Virginia Carrera, a quienes acusó de haber «emprendido hace tiempo una cacería personal sin escrúpulos» contra Fernández Mañueco. «Una cacería de la que esta denuncia archivada es sólo un botón de muestra», subrayó el portavoz del equipo de Gobierno, sustentado por el PP.

Un petición de dimisión de Pablo Fernández a la que también se sumaron desde el PP de Castilla y León y de Salamanca. «Hoy mismo debería dimitir el secretario de Podemos en Castilla y León, que sólo se ha esforzado en ir a Salamanca para ponerse al frente de una cacería infame contra Alfonso Fernández Mañueco para enfangar más la profesión política», reclamó el secretario regional de los populares, Francisco Vázquez. Desde el PP de Salamanca, su presidente, Javier Iglesias, también reclamó a Fernández que «se eche a un lado» y asuma su responsabilidad por este asunto «en forma de dimisión» por tratar de «engañar a todo el mundo».

«Enfangar la política»

«El tiempo, afortunadamente, pone a cada uno en su sitio; y la justicia, también», recalcó Rodríguez, para quien a la luz de los hechos destacados por la Fiscalía en su decreto y las conclusiones que de ellos se derivan «no nos queda más remedio que pedir la dimisión de este señor», a quien reclamó que «debería dejar de enfangar la política», pues, consideró, «sólo se ha esforzado en venir a Salamanca para ponerse al frente» de la «cacería personal sin escrúpulos» contra Fernández Mañueco, para tratar de «impedir» que sea el candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, puesto para el que también se postula Pablo Fernández, pero bajo las siglas de Podemos. Desde las filas populares devuelven a Fernández sus mismas palabras. Si entonces él dijo que Mañueco estaba «inhabilitado y desacreditado» para ser cabeza de cartel, ahora consideran que quien se encuentra en esa situación es el secretario regional de la formación morada. «Ha quedado en evidencia que ha actuado y actúa con el único fin de manchar gratuitamente el honor de otras personas, algo que parece habitual en Podemos en España», recriminó Francisco Vázquez. Tanto desde el Gobierno municipal de Salamanca como desde el PP insistieron en defender que el archivo de la denuncia «avala» que el alcalde «ha dicho siempre la verdad» sobre este asunto.