Javier Meléndez
Javier Meléndez - P. R.

Patatas Meléndez asegura que el TSJ tiene la documentación del Itacyl sobre su proyecto

Sostiene que ha sido aportada a requerimiento de ella para demostrar que tenía derecho a una subvención finalmente denegada por la Junta

ValladolidActualizado:

Patatas Meléndez asegura que tanto el Tribunal Superior de Justicia como el Juzgado de Instrucción número 3, en el primer caso donde se dirime el recurso contra la Junta por ladenegación de una subvención y en el segundo donde se investiga la supuesta destrucción de archivos informáticos, tienen en su poder la documentación tramitada por el Instituto Tecnológico Agrario (ItacyL) gracias, precisamente, a que dicha mercantil la ha requerido de forma reiterada por vía contencioso-administrativa.

La reacción de la mercantil se produce a raíz de determinadas informaciones que apuntan que Instrucción 3 investiga la misteriosa destrucción de archivos en el Itacyl relativos a una subvención de 598.000 euros concedida inicialmente a Patatas Meléndez por la Consejería de Agricultura, entonces dirigida por su esposa, Silvia Clemente, y posteriormente anulada a raíz de que ésta dejara dicha cartera, asumiera la Presidencia de las Cortes y la Junta descubriera una presunta duplicidad en la percepción de ayudas.

Sin embargo, Patatas Meléndez, según informan a Ep sus servicios jurídicos, mantiene la transparencia de sendos expedientes tramitados a través de la Consejería de Agricultura para la puesta en marcha de dos proyectos, el S31 y el S21, el primero de ellos para la fabricación de un envase innovador y el otro para el desarrollo concreto de un producto.

El segundo de ellos fue subvencionado y el primero recibió el inicial visto bueno de la Consejería de Agricultura, con una cuantía subvencionable de 598.000 euros, si bien esta última fue finamente rechazada alegando la Junta, de forma errónea según la mercantil, que parte de las actuaciones subvencionables ya estaban contempladas en el proyecto S21.

Fue tal circunstancia la que llevó a Patatas Meléndez a acudir finalmente a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCyL, con sede en Valladolid, donde tiene recurrida la resolución de 8 de agosto de 2017 del director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria, denegatoria de los 598.000 euros inicialmente concedidos, tras alegar que el proyecto presentado se ejecutó con total corrección y fue desarrollado por el Itacyl.

Precisamente, los servicios jurídicos de Javier Meléndez recuerdan que el expediente de la ayuda tramitada en la Consejería de Agricultura ha sido aportado por la Junta en vía contencioso-administrativa al TSJ y que la mercantil, para demostrar su derecho a esta subvención, requirió de forma reiterada al Itacyl que aportara la documentación acreditativa del desarrollo del proyecto, prueba finalmente entregada, aunque con retraso, por el instituto al proceso contenciosoadministrativo, aún pendiente de resolución.

Pero además, la mercantil apunta que esa misma documentación del Itacyl, cuya supuesta destrucción estaría siendo investigada por Instrucción 3, obra también en poder de la jueza tras habérsela remitido el propio TSJCyL, con lo que Patatas Meléndez sería la última interesada en la presunta desaparición de archivos que, precisamente, fundamentarían su derecho a la subvención de más de medio millón de euros anulada.