HALLOWEEN 2015

Cinco lugares aterradores para desafiar al miedo en Halloween

La llegada de la noche de los muertos vivientes se puede vivir de una forma diferente en algunas localidades de la Comunidad donde las leyendas hablan de brujas y misteriosos asesinatos

Actualizado:12345
  1. La laguna de Cernégula - Burgos

    Conocido como «el pueblo de las brujas», la localidad burgalesa de Cernégula cuenta con una leyenda que reza que en la laguna de este pequeño municipio se reunían las brujas de toda Castilla para realizar aquelarres y poner en común las últimas recetas mágicas aprendidas. Realidad o leyenda, las crónicas hablan de Cernégula como la localidad del Reino de Castilla en la que se reunían las brujas llegadas de Cantabria y Navarra con el ánimo de burlar las miradas de los inquisidores, que señalaron en varias ocasiones este lugar en su particular caza de brujas durante los siglos XV y XVI.

    Un lugar y una noche propicia para comprobar que había de realidad y de mito en esta historia que se ha mantenido de generación en generación despertando la curiosidad de muchos ¿Qué ocurrirá en el interior de la laguna de Cernégula al caer la noche de Halloween?

  2. La casa del crimen de Zuloaga - Segovia

    En el barrio de San Millán, Segovia, se encuentra la mansión Ayala-Berganza, en cuyo interior la tragedia ha convivido con el arte durante décadas. La historia se remonta a 1892, cuando el inquilino era Alejandro Bahín, el Francés, un señor mayor que fue asesinado junto a su sirvienta por tres ladrones que entraron para robar. Los tres bandidos serían apresados más tardes y condenados a garrote vil. Tales hechos propiciaron el cierre de la vivienda hasta 1902, cuando el pintor vasco Ignacio Zuloaga alquiló el departamento junto a su amigo Ramón Uranga.

    Cuenta la leyenda que cuando Uranga bajó al sótano por primera vez después de instalarse, se encontró con un aquelarre de viejas que se encontraban adorando a Satanás. Esta realidad o visión de su compañero inspiró a Zuloaga para pintar su famoso lienzo «Las brujas de San Millán». En la actualidad es un hotel para todos aquellos que se atrevan a respirar el macabro ambiente que se respira en su interior.

  3. Moza de las Ánimas - La Alberca

    En La Alberca, Salamanca, cada día cuando el sol se esconde detrás de la oscura noche, llueva, haga frío o nieve, por las calles del municipio se escucha a una mujer junto al tañir de una campana acompañada de un terrorífico salmo:

    «Fieles cristianos

    acordémonos de las benditas almas del

    purgatorio

    con un padrenuestro y un avemaría

    por el amor de Dios»

    La Moza de las Ánimas, que va acompañada por otras mujeres, se detiene en varias esquinas para llamar a la oración a los vecinos. Sin embargo, cuenta la leyenda que solo en una ocasión la Moza dejó de salir a anochecer por culpa del frío, los lobos, y la espesa nieve que cubría el pueblo. Cual fue su sorpresa al escuchar desde dentro de su casa el repicar de la campana que nadie portaba junto al viento dando voz a todas las ánimas del purgatorio salmantino. ¿Saldrá la Moza de las Ánimas esta noche de Halloween?

  4. Festival de las Ánimas - Soria

    Para hacer frente a tradiciones importadas como Halloween, Soria reivindica las fiestas autóctonas con una nueva edición de «El Festival de las Ánimas», en el que la noche y el terror se fundirán para escarmentar a los más osados. Así, hasta este 31 de octubre las Ruinas de San Nicolás acogerán la lectura de relatos cortos de terror. Mientras que el sábado 1 de noviembre, La Noche de las Ánimas, se celebrará un recorrido especial acompañado de escalofriantes actividades como el el ritual de fuego y leyes de Gustavo Adolfo Bécquer, con la lectura de la «Leyenda del Monte de las Ánimas» de Bécquer, que correrá a cargo de Ramón Langa, doblador de Bruce Willis.

  5. Cementerio de San Martín de Castañar - Salamanca

    Por último, y para los más osados, el municipio de San Martín de Castañar, en Salamanca, ofrece todo lo que los amantes del terror más anhelan: un cementerio, un castillo y un pueblo en las montañas. Así, el cementerio de la localidad segoviana se encuentra enclavado en el interior de un viejo castillo, dándole un tétrico aspecto al caer la noche y dejar que los altos muros del recinto apaguen la luz del campo santo. Y tu ¿te atreverías a pasar la noche de los muertos en su interior?