Los jugadores del Socuéllamos celebran el título el pasado Jueves Santo en Almagro
Los jugadores del Socuéllamos celebran el título el pasado Jueves Santo en Almagro - Yugo UD Socuéllamos

El Socuéllamos entra en el club de los «12+1» campeones de Tercera

El castellano-manchego es el único de los 18 grupos en el que ya se ha cantado el alirón

Actualizado:

El pasado Jueves Santo, el Yugo UD Socuéllamos se proclamó campeón de Tercera División por primera vez en su historia. La victoria en Almagro (0-1, con gol de José Luis Sotos en el minuto 88) fue la vigésimoquinta en Liga para los azulones, que ya suman 82 puntos y han ganado el título con cuatro jornadas de antelación. Su superioridad ha sido aplastante: de hecho, el castellano-manchego es el único grupo de los 18 de Tercera en el que ya se ha cantado el alirón.

La temporada del Socuéllamos es para enmarcar. Demasiados empates al empezar provocaron que no cogiera el liderato hasta noviembre (en la jornada 11, tras vencer 1-3 al Villarrubia). Sin embargo, desde entonces no lo ha soltado, aplastando a sus rivales como una apisonadora. Solo ha perdido dos partidos, ante Marchamalo y Villarrubia, ambos en el «Paquito Giménez». Además, es el equipo más goleador (con 74 tantos) y el menos goleado (14).

Por otro lado, el Socuéllamos se ha convertido en el decimotercer equipo que gana el campeonato de Tercera División desde 1987, cuando se reordenó la competición y se creó el grupo castellano-manchego (hasta entonces, los clubes de la región competían mezclados con los madrileños).

El palmarés está liderado por el Toledo, con seis títulos (en los años 1989, 1992, 2008, 2009, 2011 y 2013). Le sigue el Tomelloso, con cinco campeonatos (1988, 1996, 1997, 1999 y 2002). El Talavera tiene cuatro (1991, 1993, 2015 y 2017), mientras que Hellín (1995, 1998 y 2003), Puertollano (2000, 2006 y 2014) y Conquense suman tres (2007, 2016 y 2018).

El Quintanar del Rey tiene dos (2001 y 2004) y con uno están Valdepeñas (1990), Manchego (1994), Almansa (2005), La Roda (2010), Villarrobledo (2012) y ahora el Socuéllamos (2019). Hay que reseñar que muchos de estos equipos desaparecieron y se refundaron con otros nombres, pero, en esencia, representan a las mismas aficiones.

En total, son 32 ligas las que se han disputado de la Tercera División castellano-manchega. Como curiosidad, el récord de puntos lo tiene el Puertollano, con 98, en el año 2014; mientras que el Tomelloso de 1996 sigue siendo el único equipo invicto (y, sin embargo, ese año no ascendió).

Al Socuéllamos le queda ahora rematar la faena y cortar las orejas: es decir, ascender a Segunda B. Como campeón, tendrá dos oportunidades para subir. La primera será una eliminatoria a doble partido contra uno de los otros 17 campeones de grupo de Tercera División. En el caso de que pierda esta primera oportunidad, el «Socu» entraría otra vez en el sorteo y para ascender tendría que ganar dos eliminatorias frente a otros equipos que también estén jugando el «play-off».

El récord de puntos en la historia de Tercera División lo tiene el Puertollano, con 98, en el año 2014; mientras que el Tomelloso de 1996 sigue siendo el único equipo invicto (y, sin embargo, ese año no ascendió)

El sistema de ascensos ha ido variando con los años. Hasta 1990 solo subía a Segunda B el campeón de grupo. Por eso, Tomelloso, Toledo y Valdepeñas no tuvieron que ganar ninguna eliminatoria. Luego, entre 1991 y 2008, se instauró una liguilla en la que los equipos que jugaban «play-off» se dividían en grupos de cuatro y ascendía el que ganaba el grupo. Y desde 2009 rige el actual sistema, que prima a los campeones, mientras que los que quedan entre el segundo y el cuarto puesto en Liga tienen que superar tres eliminatorias.

El de este año será el cuarto «play-off» que juega el Socuéllamos. Se estrenó en 1991, cuando quedó cuarto en Liga, pero no subió. Volvió a disputarlo en 2014, quedando segundo en Liga, y esta vez tuvo éxito pues ascendió tras superar al Praviano asturiano, al Europa catalán y al Linares Deportivo andaluz.

El año pasado quedó tercero en Liga y estuvo a unos minutos de volver a subir. Tras ganar al Real Jaén andaluz y al Cacereño extremeño, en la última eliminatoria le tocó el Unionistas de Salamanca. El «Socu» ganó 1-0 en la ida en el «Paquito Giménez». En la vuelta, perdía 2-1 hasta que en el descuento el árbitro pitó un penalti dudoso que provocó que los locales marcaran el definitivo 3-1. Este año, los azulones tienen otra oportunidad.

El reto de ser la mejor defensa de la historia

Buena parte del éxito del Yugo UD Socuéllamos es su extraordinaria defensa. Hasta la fecha solo ha encajado 14 goles en 34 partidos. En toda la Tercera División española, con cerca de 400 equipos, solo hay uno al que le han metido menos goles que a los azulones. Se trata de la Arandina, segundo en el grupo castellano-leonés con 13 tantos recibidos.

Sin embargo, el Socuéllamos tiene el reto de ser el menos goleado en la historia de la competición regional. El récord lo tiene el Tomelloso, que en la temporada 2001/2002 ganó la Liga con 16 tantos en contra. Ahora los azulones tienen cuatro partidos para intentar rebajar la marca y para ello solo pueden recibir un gol. El calendario que les queda a los del «Paquito Giménez» es: Tomelloso (casa), Marchamalo (fuera), La Solana (casa) y Tarancón (fuera).