Un oficial y diez peones de albañilería trabajan en las obras de rehabilitación del antiguo gimnasio de San Lázaro, con un presupuesto de 99.000 euros
Un oficial y diez peones de albañilería trabajan en las obras de rehabilitación del antiguo gimnasio de San Lázaro, con un presupuesto de 99.000 euros - LUNA REVENGA
MUNICIPAL

El Ayuntamiento rehabilita San Lázaro, pero aún no sabe qué uso darle

La concejala Sandoval deja entrever que serán los vecinos los que decidan: «El objetivo es ver cuáles son las necesidades»

TOLEDOActualizado:

El Ayuntamiento de Toledo está rehabilitando el antiguo gimnasio de San Lázaro, pero aún no sabe qué uso dará a esta infraestructura. «El objetivo principal es ponerlo en valor y posteriormente vamos a ver las necesidades», ha dicho este martes la concejala de Empleo, Inés Sandoval, que ha dejado entrever que serán los vecinos los que decidan la mejor utilidad para San Lázaro. «Hemos puesto en marcha los consejos de participación y el objetivo es ver cuáles son las necesidades», ha añadido Sandoval.

San Lázaro es «un edificio de especial singularidad, que se encuentra en el centro de la ciudad (enfrente del Quixote Crea, al lado de la plaza de toros), que tiene 814 metros cuadrados y un alto valor patrimonial». Construido a principios de los años veinte, el edificio pertenecía a la Escuela Central de Gimnasia y fue utilizado por el Ejército hasta 1991, fecha desde la que lleva dejado de la mano de Dios.

«Era un espacio que se encontraba muy deteriorado. Las fachadas estaban en muy mal estado, algunas estaban derruidas, y estaban muy afectadas por la humedad y por el deterioro propio de los materiales», ha explicado Sandoval.

Las obras de rehabilitación y consolidación comenzaron en octubre del año pasado y tienen un presupuesto de 99.000 euros. Los trabajos consisten en consolidar la estructura, en los cerramientos de las ventanas y reformar la cubierta. La concejala no ha especificado la fecha en la que terminarán las obras, ya que «lo estamos acometiendo por fases y queremos que sea con cargo a programas de empleo».

Programa «Garantía + 55»

En San Lázaro están trabajando un oficial y diez peones de albañilería, supervisados por el arquitecto municipal. Todos pertenecen al programa de empleo «Garantía + 55», puesto en marcha por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para ayudar a aquellos desempleados mayores de 55 años «que tienen dificultades para reisentarse en el mercado laboral, pero están muy lejos de poder optar a la jubilación».

«Son profesionales de la albañilería que con el boom de la construcción tenían trabajo, pero se quedaron en desempleo. Les está suponiendo una inyección de autoestima y un reconocimiento colectivo», ha dicho sobre ellos Sandoval.