Fuensalida, tierra de vinos

Dos cooperativas de la localidad presentan en Toledo sus caldos, elaborados con las uvas de la última vendimia

Actualizado:

TOLEDO

No es fácil aunar tradición e innovación. Pero las cooperativas vitícolas Nuestra Señora de La Soledad y Condes de Fuensalida parecen haber encontrado la clave para ofrecer al mercado lo que demandan: unos vinos jóvenes, rosados o blancos, que en estas próximas fechas se declaran imprescindibles en nuestras mesas.

En el palacio mudéjar de Benacazón, sede de la Fundación CCM, se han presentado los caldos 2011-2012 de las cooperativas de Fuensalida elaborados con los frutos de la última vendimia. Una campaña que, según los expertos, ha rozado la excelencia. Los diez millones de kilos de uva, recogidos durante la cosecha, superaron con mucho las mejores estimaciones, tanto en cantidad y calidad.

Por ello es importante ensalzar, según la concejal María Plaza Gómez-Rey, la labor de las cooperativas vitícolas. La Soledad (en la marca de calidad Vinos de la Tierra de Castilla) y Condes de Fuensalida (en la Denominación de origen Méntrida) «han sabido cómo conservar centenares de socios en la población y localidades cercanas a pesar de los últimos arranques de viñedo», afirma María Plaza.

Y es que en Fuensalida han sido capaces de embotellar en sus vinos su historia vitivinícola, que nace en el siglo XII, siempre con el buen hacer de cooperativas quincuagenarias y las nuevas exigencias de la economía de mercado, potenciando su variedad autóctona, la uva garnacha.

Así lo señalaron los enólogos Antonio Moreno (por Condes de Fuensalida) y Eva Martín (por La Soledad). Destacaron que este esfuerzo merece ser recompensada dentro de la deseada recuperación del consumo social del vino como un producto autóctono, como debería corresponder a Castilla-La Mancha al ser la principal productora de esta bebida.

En su iniciativa promocional, las dos cooperativas estuvieron apadrinadas por el alcalde de Fuensalida, Mariano Alonso; el delegado de Agricultura de la Diputación de Toledo, Julián Morales; y el director general de Innovación Empresarial de la Junta, Rafael Sancho.

El gancho de calzado

Alonso destacó el papel de La Soledad y Condes de Fuensalida como «entidades emblemáticas de la economía social» por su gran número de socios. Por ello, situó la degustación en el palacio de Benacazón entre otras iniciativas de promoción que apoya el Ayuntamiento, como la venta directa de vinos desde la Oficina Municipal de Turismo, aprovechando la llegada de visitantes para comprar calzado.

Por su parte, Sancho recordó las posibilidades que el vino ofrece para el desarrollo económico, como el enoturismo, y señaló que el sector vinícola será uno de los beneficiados por la próxima Ley de Emprendedores.