La desalojada sufrió una crisis de ansiedad, por lo que tuvo que ser ingresada en el hospital
La desalojada sufrió una crisis de ansiedad, por lo que tuvo que ser ingresada en el hospital - EFE

Protestas en Guadalajara por el desahucio de una discapacitada

La Junta dice que ha ofrecido varias alternativas a la desalojada, pero que esta las ha rechazado

GuadalajaraActualizado:

Decenas de personas protestaron este lunes por el desahucio de Safira Sánchez, una mujer de 23 años y con un 66 por ciento de discapacidad, que vivía como okupa en una vivienda de Guadalajara. La joven, que padece una cardiopatía, sufrió una crisis de ansiedad, por lo que tuvo que ser trasladada en ambulancia al hospital, si bien fue dada de alta horas más tarde.

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) explicaron que el desahucio estaba previsto a las 9.00 horas, pero no se produjo hasta más allá de las 10.00 horas, cuando las fuerzas y cuerpos de Seguridad entraron «por la fuerza» a la vivienda y ejecutaron la orden judicial.

Entre esas decenas de personas que querían evitar el desahucio se encontraba David Llorente, diputado regional de Podemos. Llorente explicó que Safira llevaba varios años como okupa en una vivienda de protección oficial que estaba vacía y que la entidad bancaria propietaria había solicitado el desalojo. En los últimos meses, ya había habido dos intentos de desahucio a Safira, aunque en ambas ocasiones se pudo paralizar el proceso.

Por otra parte, José Luis Vega, director provincial de Bienestar Social en Guadalajara, explicó que cuando la Junta tuvo constancia del desahucio, se puso en contacto con la afectada para ofrecerle una solución habitacional, además de otras alternativas, pero Safira las rechazó todas. «Ella quería una vivienda, pero actualmente existe un registro de más de 2.000 personas demandantes de vivienda en Guadalajara y la administración no puede saltarse arbitrariamente este listado porque sería una irregularidad», añadió Vega.