Fabián, en el momento que habla por teléfono con Ana Rosa Quintana - TWITTER

Ana Rosa Quintana media en un intento de suicidio en Tetuán tras un desahucio: «Piensa en tu madre»

Un vecino del distrito ha amenazado esta mañana con tirarse por la venta si desahuciaban a Francisca, una mujer de 83 años que sufre Alzheimer avanzado

MADRIDActualizado:

Un vecino del distrito de Tetuán ha amenazado esta misma mañana durante horas con tirarse por la venta si desahuciaban a su madre, Francisca, una mujer de 83 años que sufre Alzheimer avanzado, algo que finalmente no ha ocurrido. A primera hora de la mañana, agentes de la Policía Nacional se han personado en la calle Alfanfa de Madrid, en el madrileño barrio de Valdeacederas en Tetuán, para proceder al desalojo.

Al llegar se han encontrado con Fabián, que apostado en el balcón ha amenazado a los agentes con tirarse. Vecinos y amigos de la familia han estado concentrados en la misma calle lanzando mensajes de apoyo y tranquilidad ala afectado. Los agentes, apoyados por municipales, han impedido que familiares de Fabián pudieran subir al piso. En concreto, a sus propios hijos, que han tratado de dialogar sin éxito con los agentes.

Al parecer, el Samur Social habría mediado en favor de un aplazamiento del desahucio por el grave estado de la mujer, que se encuentra en cama por el avanzado estado de su enfermedad.

Para más inri, el programa de Ana Rosa Quintana ha logrado contactar por teléfono con Fabián mientras mantenía su amenaza de lanzarse al vacío. Su madre es una víctima más de Antonio Arroyo, considerado como uno de los mayores estafadores hipotecarios de España.

Estafa hipótecaria

El caso de Fabián, que se juzgará en los próximos meses, se remonta a 2009. Según explicó a EFE el pasado martes, necesitaba un préstamo de 20.000 euros y que por ello acudió a bancos y otros instrumentos financieros, donde dio documentación, gracias a la cual le llamaron un día del bufete de Arroyo. «A mí me contactaron diciendo que me daban un préstamo. Quedo con una señorita y me explican las condiciones, que no son nada de lo que fueron al final», expuso.

Luego acudió a una notaría para firma. «En la notaría confiamos que darían fe, pero el señor que estaba ni nos leyó el préstamo hipotecario. Sólo leyó la declaración de heredero de mi padre. Del préstamo no nos comentó nada y firmamos una letra cambiaria, que no sabía ni lo que era. Ahora ya lo sé», indicó Fabián, que desconocía también que los intereses del préstamos eran de un 29 por ciento.

«Pensábamos que teníamos unos meses de carencia y luego podíamos pagar cómodamente. Pero este señor vende la letra cambiara a un segundo, un abogado suyo también imputado. Luego éste la vende a otro bufete, que es quien me ejecuta, con una deuda final de 51.000 euros, de los que 31.000 son intereses. Es insostenible y no lo podemos pagar», reconoció.

Por ello, este último bufete se ha quedado con la propiedad del supuesto estafado, situada en la calle Alfalfa de Madrid. Hace un mes estaba previsto el desahucio de Fabián y de su madre, con un 84 por ciento de dependiencia por Alzheirmer. «Agradezco mucho al Samur que subiera e informara a la autoridad que ella no estaba en condiciones de salir de la casa», dijo. Entonces el lanzamiento fue postergado un mes, justo hasta este viernes, momento en que se ha producido la amenaza y la posterior nueva paralización. Fabián cuenta con una solución habitacional alternativa, pero no quiere dejar la casa que ha compartido las últimas décadas con su madre.