Francisco Núñez visitó el Parque Minero de Almadén
Francisco Núñez visitó el Parque Minero de Almadén - PP

Los candidatos a liderar el PP hacen campaña en los pueblos

Velázquez habla de «política cercana» y Núñez quiere que los municipios pequeños sean «protagonistas»

ToledoActualizado:

Son los primeros días de campaña, pero, de momento, los dos candidatos a liderar el PP de Castilla-La Mancha siguen un patrón muy similar. No hay una declaración altisonante, ambos reclaman a las bases y hasta su ruta se parece. Si Francisco Núñez visita un pueblo de tamaño medio, Carlos Velázquez hace lo propio. O viceversa, que el orden de factores no altera la idea.

Núñez, alcalde de Almansa y presidente de los populares de Albacete, estuvo este martes en Almadén (unos 5.500 vecinos). Allí expresó su compromiso para que «todos los afiliados de los 919 municipios de la región, los de las ciudades grandes y pequeñas, los de los pueblos grandes y pequeños, los de los pueblos más alejados y los de los más centrados, sean los protagonistas de este proyecto político».

En una visita al Parque Minero, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el candidato oficialista dijo querer «ser presidente de Castilla-La Mancha para que estas zonas sean importantes en la región y también en el partido».

Sobre Almadén, Núñez destacó su «potencial turístico inigualable». «Cuando gobernemos en la Junta, me comprometo a que tengamos localidades y explotaciones turísticas como esta como buque insignia» por su importancia «para fijar población, junto con la agricultura y la ganadería», añadió.

Mientras, el alcalde de Seseña y coordinador del PP toledano, Carlos Velázquez, estuvo en San Clemente (algo más de 7.000 vecinos), desde donde trasladó la necesidad de dar voz a todos los afiliados.

«Nuestro proyecto quiere contar con la voz de todos los afiliados. Queremos recuperar a todos aquellos que se desencantaron por cualquier motivo y que siguen perteneciendo a esta gran familia del Partido Popular», explicó a la concurrencia.

Velázquez insistió en el mensaje de recuperar a los votantes que tradicionalmente optaron por el PP y ahora se han fugado a otros partidos, dígase Ciudadanos. «En este proyecto esperamos con los brazos abiertos a todos los que quieran volver, a esos que nunca debieron marcharse, y a todos aquellos que de verdad creen en una política cercana, en la que nuestros pueblos sean los protagonistas», dijo el toledano.

La palabra «cercanía» fue otra de las que se escuchó en su discurso. «Es necesario escuchar a las personas y entender sus problemas, sus inquietudes. Es un gran momento para cambiar las cosas, para dar a la política mayor cercanía».

Cuando falta poco más de una semana para la votación (el jueves 27 es la fecha), la lógica dice que el «status quo» entre ambos candidatos favorece al que más apoyos ha tenido con la recogida de avales; esto es, a Núñez. Las 3.714 firmas que han secundado la candidatura del de Almansa son casi cinco veces más que las 750 de Velázquez. Tanta es la diferencia que parece utópico pensar en una victoria del toledano.

Sin embargo, en política cosas más sorprendentes se han visto. Solo hay que mirar lo que ocurrió en las últimas primarias nacionales del vecino socialista, cuando la oficialista Susana Díaz recogió más avales que Pedro Sánchez, aunque este ganó y hoy es presidente del Gobierno.