Emiliano García-Page se felicita con Juan Alfonso Ruiz Molina, en presencia de José García Molina, tras aprobar los presupuestos
Emiliano García-Page se felicita con Juan Alfonso Ruiz Molina, en presencia de José García Molina, tras aprobar los presupuestos - Luna Revenga

Aprobado el primer presupuesto del Gobierno PSOE-Podemos tras meses de crisis

Sale adelante cinco meses después de que la formación morada rechazara el primer proyecto

Actualizado:

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este viernes con los votos a favor del PSOE y Podemos el presupuesto de la comunidad para 2017, el segundo del Ejecutivo de Emiliano García-Page, que ha salido adelante tras la incorporación de la formación morada en el Gobierno regional.

Casi cinco meses después de que fuera rechazado el primer proyecto de presupuestos para este ejercicio y tras más de dieciséis horas de debate, que comenzó este jueves, los 17 diputados regionales del PSOE y Podemos han votado a favor del texto, que han rechazado los parlamentarios del PP.

Además, han sido rechazadas con los mismos votos 238 enmiendas parciales que mantenía vivas el PP; y los dos diputados de Podemos solamente se han unido a este grupo para sacar adelante la propuesta dirigida a destinar 300.000 euros a la apertura del 'Hospitalito del Rey' de Toledo como residencia de mayores.

Las cuentas generales ascienden a 8.941 millones de euros, lo que suponen unos 22 millones más que el texto frustrado el 7 de abril y contemplan modificaciones por 60 millones fruto de la negociación con Podemos, además de una partida de 119 millones de euros para la puesta en marcha del Plan de Garantías Ciudadanas.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado que el presupuesto aprobado es «una vuelta de tuerca en la recuperación social y económica» de Castilla-La Mancha iniciada hace dos años, al tiempo que ha dicho que es un «punto y seguido» para el presupuesto de 2018, que también ha iniciado su tramitación.

Sin embargo, el PP ha criticado que el debate de presupuestos de 2017 es «atemporal» y las cuentas generales son «falsas», ya que «hay partidas en las que ya se han gastado un mil por ciento más» a fecha de julio de 2017.