El Rey, en el XX aniversario de la Fundación EuroAmérica, celebrado este miércoles en la Casa de América en Madrid
El Rey, en el XX aniversario de la Fundación EuroAmérica, celebrado este miércoles en la Casa de América en Madrid - EP

El Rey reivindica la «importante y valiosa» herencia hispana en EE.UU., tras el boicot de San Diego

Don Felipe clausuró el XX aniversario de la Fundación EuroAmérica

MadridActualizado:

El Rey ha afirmado este miércoles que Estados Unidos es «un socio capital para España, y un país amigo por muchas razones... pero una de ellas, naturalmente, es la herencia y presencia hispana tan importante y valiosa que tiene en muchas partes de su territorio, como tantas veces comprobamos en nuestras visitas».

Don Felipe ha hecho esta afirmación al día siguiente de que California borrara la presencia española en el 250 aniversario de San Diego, ciudad fundada el 16 de julio de 1769, día del Carmen, por fray Junípero Serra. El Rey ha reivindicado la «valiosa» herencia hispana en EEUU durante su intervención en un acto que conmemoraba los 20 años de la Fundación EuroAmérica, celebrado en la Casa de América en Madrid. En el acto, varias de las personas que intervinieron, entre ellas el ministro de Exteriores, Josep Borrell, destacaron el compromiso de la Corona con Iberoamérica.

En su intervención, Don Felipe ha defendido una relación entre Europa e Iberoamérica «útil, responsable, respetuosa, equilibrada y con visión de futuro», impregnada del vínculo humano porque, tal como recordó, los españoles y portugueses «nos sentimos especialmente unidos a nuestros hermanos de Iberoamérica en el terreno de los afectos familiares, de lo emotivo. Nos importa de una manera más íntima lo que allá ocurre; un sentimiento que es -estoy convencido- de doble dirección».

El Rey afirmó que la Fundación EuroAmérica, creada hace veinte años, «ha servido de punto de encuentro para acercar a europeos y americanos entre sí, debatiendo acerca de los principales temas en la agenda de la relación bilateral» y calificó de «absolutamente clave» que este tipo de organizaciones complemente el trabajo de las instituciones públicas. Don Felipe también elogió a Benita Ferrero-Waldner, «quien deja la presidencia de la Fundación tras un gran mandato», y calificó de «gran acierto» la elección de Ramon Jáuregui como su sucesor.

Antes de clausurar el acto, Don Felipe asistió a una mesa redonda en la que el expresidente del Gobierno Felipe González, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el exsecretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, y el eurodiputado José Ignacio Salafranca, moderados por Carlos Solchaga, debatieron sobre la evolución de la relación entre la UE e Iberoamérica en los últimos veinte años.

En el debate no se habló de Venezuela para no interferir en el proceso negociador, ya que Enrique Iglesias es el asesor especial de la Unión Europea para Venezuela. Felipe González, que no ha regateado críticas al régimen de Nicolás Maduro, se mostró contrariado por no poder hacerlo: «Me estoy conteniendo para no hablar de Venezuela porque está enredado allí Enrique Iglesias, y cuando digo que está enredado, él sabe que digo que está enredado en la maraña de canallas que no quieren resolver el problema porque quieren mantenerse en el poder».