Don Felipe, con el uniforme de Capitán General de las Fuerzas Armadas, en El Pardo - ERNESTO AGUDO

La función del Rey, si la moción prospera

El Gobierno deberá presentar su dimisión ante Don Felipe, que nombrará presidente a Pedro Sánchez, según establece el artículo 114.2 de la Constitución, todavía inédito

MadridActualizado:

El Rey mantendrá hoy y mañana su actividad habitual en Madrid mientras los políticos debaten en el Parlamento la moción de censura con la que el líder de la oposición, Pedro Sánchez, aspira a sustituir a Mariano Rajoy en la presidencia del Gobierno con el fin de convocar más adelante elecciones generales.

Si esta iniciativa prospera -sería la primera vez en la democracia-, el Gobierno de Rajoy deberá presentar su dimisión al Rey, y Don Felipe nombrará presidente del Gobierno a Pedro Sánchez, según establece el artículo 114.2 de la Constitución, que todavía no se ha aplicado nunca. Lo previsible es que el resultado de la votación se conozca a las dos de la tarde de este viernes, aunque a medida que vayan interviniendo los grupos parlamentarios en el debate se podrá conocer su postura.

El nombramiento de Sánchez podría salir publicado el sábado en el Boletín Oficial del Estado y ese mismo día el nuevo presidente podría jurar o prometer su cargo ante el Rey. En ese caso, Sánchez tendría que elegir si lo hace en presencia de los símbolos religiosos (la Biblia y la Cruz) o se convierte en el primer alto cargo que lo hace solo ante la Constitución, que es obligatoria en todos los casos. Más adelante, Sánchez debería regresar al Palacio de La Zarzuela para que asuman sus cargos los miembros de su gabinete.

Otra opción -descartada por el Gobierno- sería que Rajoy presentara su dimisión con la moción de censura en marcha, algo inédito en España. La dimisión del presidente supondría la dimisión de todo su equipo de Gobierno. En ese caso, Soraya Sáenz de Santamaría pasaría a ocupar la Presidencia del Gobierno en funciones y, por lo tanto, no podría convocar elecciones. Ante este escenario, según letrados del Congreso consultados por ABC, correspondería al Rey abrir una ronda de consultas con los representantes de los partidos políticos para proponer un candidato a presidente del Gobierno. El contador de dos meses para convocar nuevas elecciones solo se pondría en marcha a partir de que se produjera una votación fallida.

De momento, el Rey mantendrá estos días su actividad, que está programada en Madrid y previsiblemente terminará antes de las dos de la tarde del viernes, cuando se sepa el resultado de la votación. En la mañana de este jueves, Don Felipe ha citado a un grupo de generales de división y a otro de coroneles y capitanes de navío. A ambos les recibirá por separado en el Palacio Real. Lo más probable es que el Rey vuelva a lucir el uniforme de Capitán General de las Fuerzas Armadas durante las audiencias militares. Además, a última hora de la mañana, recibirá a una comisión del curso de estudios estratégicos para oficiales superiores iberoamericanos (Ceseden).

Mañana, viernes, presidirá, acompañado por la Reina, la reunión anual con los miembros de los patronatos de la Fundación Princesa de Asturias. Este encuentro se celebrará en el Palacio Real de El Pardo a las doce del mediodía.