El Rey Felipe VI en el Palacio Real de La Almudaina
El Rey Felipe VI en el Palacio Real de La Almudaina - EP

La formalidad vuelve a las audiencias del Rey en Mallorca: cero coletas y deportivas

Don Felipe recibe a las autoridades baleares tras pedir una solución a los políticos para evitar nuevas elecciones generales

Palma de MallorcaActualizado:

Esta vez no ha habido coletas ni zapatillas de deporte. El Rey ha recibido en la mañana de este lunes a las nuevas autoridades baleares que fueron elegidas tras los comicios autonómicos y municipales del 26 de mayo. Estas son: la presidenta del Gobierno Balear, Francina Armengol; el presidente del Parlamento Balear, Vicenç Thomas I Mulet; al alcalde de Palma, José Francisco Hila Vargas, y la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera i Crespi.

Las cuatro autoridades que han acudido al Palacio de La Almudaina son del PSOE, y el cambio político también se ha visualizado en las audiencias. Los dos hombres han acudido formalmente vestidos, con chaqueta, corbata y zapatos, y las dos mujeres, con sandalias. Armengol, con un vestido, y Cladera, con un conjunto de blusa y pantalón.

Después, a la salida, cada uno ha contado lo que ha trasladado al Rey, pero todos han evitado convertirse en altavoz de Don Felipe, como ocurrió el verano pasado, cuando el anterior presidente del Parlamento balear, Baltasar Picornell, desató la confusión al atribuir unas declaraciones al Jefe del Estado que después rectificó con el argumento de que no entendía bien el castellano.

Las audiencias de esta mañana se han celebrado poco después de que el Rey afirmara que «sería mejor encontrar una solución antes de ir a elecciones». Unas declaraciones que Don Felipe hizo durante la sesión fotográfica del verano en los jardines del Palacio de Marivent. El Monarca no entró en detalles de partidos, solo expresó el sentir generalizado de los ciudadanos de que España se dote de Gobierno, en lugar de entrar en una espiral de elecciones cuyos resultados sigan impidiendo a ningún partido gobernar en solitario.

A la salida, la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, no ha querido valorar la afirmación del Monarca. «Yo no valoro las opiniones del Rey» ni «soy portavoz de la Casa Real», afirmó, pero sí dijo que ella había trasladado a Don Felipe la necesidad de que España tuviera un Gobierno «estable» y que, para ello, debía hablarse más «de la legislatura que de la investidura». «Tenemos muy claro que es muy necesario que haya muy rápido un gobierno en España por muchísimas cuestiones prioritarias para los ciudadanos de Baleares, que tienen que ver con el sistema de financiación autonómica, con el presupuesto».

Armengol, que gobierna en Baleares con Podemos y MÈS, añadió que «es importante que Pedro Sánchez sea presidente lo más rápido posible y que haya un gobierno que pueda encarar los retos que tienen la ciudadanía. Pero es fundamental saber qué políticas se van a hacer. Por eso, no solo se tiene que hablar de la investidura, sino de la legislatura». También dijo que «vivimos un momento de crecimiento económico pero es necesario que haya reformas para aprovechar mejor». En cuanto a la posibilidad de que Sánchez formara gobierno con Podemos en España, como hace ella en Baleares, sentenció: «Cada territorio es diferente».