El comisionado aragonés contra la despolbación, Javier Allué, junto a la responsable estatal Isaura Leal
El comisionado aragonés contra la despolbación, Javier Allué, junto a la responsable estatal Isaura Leal
Política

Aragón se ofrece como «banco de pruebas» de la Estrategia Nacional contra la despoblación

El Gobierno aragonés pide recuperar los programas comarcales de desarrollo rural con financiación del Estado

R. P.
Actualizado:

Aragón se ha ofrecido como región piloto en la que poner en marcha la Estrategia Nacional para el Reto Demográfico que está ultimando el Gobierno central. Así lo ha planteado el comisionado aragonés contra la despoblación, Javier Allué, durante la reunión que ha mantenido con la comisionada del Gobierno central para el Reto Demográfico, Isaura Leal.

El Gobierno aragonés defiende las ventajas competitivas que ofrece Aragón para servir de territorio pionero en la puesta en marcha de la Estrategia Nacional para el Reto Demográfico: su activo como territorio con experiencia contrastada en el diseño de planes comarcales de desarrollo rural, y su condición como territorio paradigmático de la despoblación y el envejecimiento demográfico.

Allué ha reclamado al Gobierno central que se recupere la Ley 45/2007 de Desarrollo Sostenible para el Medio Rural, que este Ejecutivo autonómico considera una herramienta idónea para poner en marcha de inmediato acciones urgentes de lucha contra la despoblación. En este sentido, el comisionado aragonés ha recordado que aquella ley estatal fue la que dio lugar, en Aragón, al diseño de los planes comarcales de zona, que impulsaron proyectos de revulsivo socioeconómico, pero que acabaron aparcados porque el Gobierno central del PP dejó en suspenso la financiación de esa ley en el marco de los recortes que desplegó durante la crisis.

Javier Allué ha destacado que la ley, aunque inactiva desde entonces, se mantiene en vigor. Y, por ello, constituye un instrumento que debería activarse de inmediato, con una dotación presupuestaria adecuada.

En el caso de Aragón, a los planes de zona que se pusieron en marcha hace diez años se les asignó desde el Estado un fondo inicial de 50 millones de euros e iban a desarrollarse en el quinquenio 2011-2015. Aragón pide ahora rescatar aquel plan como primer paso inmediato para empezar a poner en marcha en esta región la Estrategia Nacional para el Reto Demográfico.

Además, Javier Allué ha valorado que esa Estrategia Nacional haya sido diseñada por el Gobierno central con una aportación muy especial de Aragón, «al haber tenido en cuenta la Directriz aragonesa para la demografía y contra la despoblación que ha diseñado el Ejecutivo autónomo durante esta legislatura; el Plan de Acción impulsado desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) por el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero; la Declaración de Zaragoza, impulsada por el presidente Javier Lambán; y las aportaciones planteadas por las diputaciones de Huesca y de Teruel».

Javier Allué ha destacado la necesidad «urgente» de poner en marcha la Estrategia Nacional para el Reto Demográfico, para lo que «es imprescindible» que el Gobierno central active fondos que permitan financiar las líneas de acción. Por ello, ha pedido que la lucha contra la despoblación tenga un reflejo específico en los próximos Presupuestos Generales del Estado que se elaboren.