Tumba de Franco en el Valle de los Caídos
Tumba de Franco en el Valle de los Caídos - EFE

El Vaticano insiste: la exhumación de Franco depende del deseo de la familia y el fallo del Supremo

«Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación», dice la Conferencia Episcopal Española

El prior del Valle de los Caídos acatará la decisión de los tribunales y no del Gobierno sobre la exhumación de Franco

S.E.
Actualizado:

Que la Iglesia no se oponga al proceso iniciado por el Gobierno de Pedro Sánchez para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos no es lo mismo que decir que la Iglesia apoya la exhumación.

La aclaración la ha hecho este jueves el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, a propósito de informaciones periodísticas de hoy que apuntan a que el Vaticano a permitir la exhumación de Franco.

«Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación» de Franco, ha aclarado Argüello, después de que el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, remitiera una carta a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la que reiteraba que el Vaticano «no se opone a la exhumación» del dictador.

Esta carta venía a confirmar la postura que el Vaticano ya expresó en enero: la exhumación es un asunto concerniente a la familia, al Gobierno de Sánchez y a la Iglesia española, con arreglo a la legislación vigente, en este caso el Supremo, el tribunal al que ha recurrido la familia.

Recurso al Supremo

La familia de Franco solicitará «medidas cautelarísimas» al Tribunal Supremo buscando la paralización inmediata del procedimiento. En caso de que estas medidas se rechacen, la familia aún tendría margen para insistir en la paralización del proceso, pero en este segundo caso el tribunal, antes de decidir, tendría que pedir la opinión del Gobierno.

En la carta que envió ayer, el cardenal le transmitió a Calvo que «la Iglesia no se opone a la exhumación de los restos mortales del general Franco, si la Autoridad competente así lo dispone».

«A la comunidad benedictina de la abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue recordado y se seguirá recordando su deber cívico de observar plenamente el ordenamiento y de respetar a las Autoridades civiles», continúa la carta.

No hay cambios en la postura del Vaticano, y eso es lo que ha querido aclarar hoy el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello: en el caso de que las autoridades judiciales «diriman» la decisión, y haya o no acuerdo con la familia Franco, la Iglesia no se opondrá a la exhumación.

Fórmula jurídica

El Gobierno español aprobó el pasado 15 de febrero la orden para exhumar al dictador de su actual lugar de enterramiento, el monumento del Valle de los Caídos, con una fórmula para superar la oposición de la familia.

Los familiares vivos de Franco, un total de siete nietos, tienen ahora que decidir el lugar en donde vuelven a inhumarse los restos de su abuelo, que falleció en 1975 después de 40 años de dictadura.

Sin embargo, no podrá ser en la catedral de la Almudena de Madrid, que fue el lugar propuesto por los nietos, pues el Ejecutivo quiere evitar posibles problemas de orden público y que el general Franco reciba homenajes, según el Ejecutivo socialista.

El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha asegurado hoy que la comunidad benedictina del Valle de los Caídos acatará la decisión de la autoridad civil, que «en este caso» corresponde a los tribunales y no al Gobierno.

«La comunidad benedictina respetará la decisión de la autoridad civil que en este caso no es el poder ejecutivo, sino la autoridad judicial, como recordó el Tribunal Supremo, ya que existe el derecho a recurrir y a solicitar la tutela judicial», ha explicado Cantera en declaraciones a Europa Press.

Hace días ya avanzó que puede haber «todo un procedimiento judicial» antes de que el Gobierno pueda acordar la exhumación. «A ver cómo se consigue esa orden judicial, puede haber todo un procedimiento judicial de por medio», subrayó.

Según Cantera, «habrá que ver jurídicamente» si el Gobierno puede entrar en la basílica sin la autorización del prior del Valle de los Caídos, que hasta ahora se ha negado. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, afirmó que, según el acuerdo del Gobierno, en los lugares de culto no está excluida la autoridad civil de manera que «el Gobierno puede tomar aquellas decisiones para entrar legalmente en un lugar de culto».

Esta exhumación es una de las promesas del Gobierno de Sánchez, que llegó al poder en junio del año pasado, aunque su objetivo se topó con algunos obstáculos administrativos que han retrasado el proyecto varios meses.