Miguel Hernández Mateo analiza la tesis de Sánchez en su despacho - INÉS BAUCELLS

«De la tesis de Pedro Sánchez no se salvan ni las comas»

El profesor Miguel Hernández Mateo, doctor en Ingeniería, destripa desde el punto de vista formal la tesis del presidente del Gobierno, que hasta cita un artículo de la Constitución inexistente, el «149.3.1.»

BarcelonaActualizado:

Tras décadas de experiencia como profesor universitario, Miguel Hernández Mateo, doctor ingeniero industrial, ha visto de todo en materia de tesis doctorales. Cuando leyó las sucesivas exclusivas en ABC sobre la tesis del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se echó, como muchos, las manos a la cabeza. Se dijo para sí mismo, «esto es un completo desastre. No hay por dónde coger esa tesis».

Concienzudo, metódico, con la paciencia para dedicarle horas al asunto, Miguel Hernández decidió que había más cosas que investigar. «La refutación sobre el contenido de la tesis, los plagios, las incorrecciones, en definitiva, la falta de integridad académica de ese trabajo lo ha demostrado ABC de manera contundente. Pero con toda la modestia vi que no se había hecho el análisis de ese trabajo desde el punto de vista formal», apunta Hernández. Como ingeniero industrial, un hombre de ciencias, aborrece los errores, los descuidos...

«En las tesis de Sánchez hay centenares de erratas, muchas de ellas atentando contra la normativa de escritura de números, contraviniendo por ejemplo el Real Decreto (RD) 2032/39 por el que se establecen las unidades legales de medida, así como la disposición general sobre «corrección de errores y erratas» del RD 2032/2009. Así, por ejemplo, en las páginas 256 y siguientes, en los cuadros 44, 46, 47, 48 y 49 -cuadros de elaboración propia del autor-, Sánchez usa de manera inadecuada el sistema americano, no colocando un cero delante de la coma que indica la apertura de decimales, como correspondería. «Se confunden símbolos y conceptos de manera indiscriminada. Es grave quebrar el principio de coherencia interna que debe estar presente en toda tesis», añade Hernández.

Sánchez cita el artículo «149.3.1.» de la Constitución, que no existe, porque el 149.3 no tiene más epígrafes
Sánchez cita el artículo «149.3.1.» de la Constitución, que no existe, porque el 149.3 no tiene más epígrafes - ABC

Del mismo modo, y de acuerdo con los citados reales decretos, Hernández recuerda que «los números con muchas cifras pueden repartirse en grupos de tres cifras separadas por un espacio a fin de facilitar la lectura». «Estos grupos no se separan nunca por puntos o por comas, ya que puede inducir a error», apunta Hernández. Solo en base al análisis de una muestra de varios capítulos, apunta la necesidad de hacer más de 300 correcciones.

«Hay muchos ejemplos, pero solo con los citados bastaría para que antes de la defensa de la tesis el autor hubiese hecho las correcciones. Si no fuese él mismo, su director de tesis o incluso el tribunal tendrían que haberlas ordenado», apunta el profesor Hernández.

Los ejemplos van sumándose. En la página 150 se escribe «600.000 m. 2» para referirse a los metros cuadrados. «Ese punto debe sustituirse por un espacio, tal y como se indica en el apartado 1.2 del citado RD», añade el profesor Hernández, que apunta a otros errores esparcidos por toda la tesis. A estos le suma otro error se diría que de principio: «Sánchez cita el artículo 149.3.1 de Constitución, y ese artículo no existe. Entiendo que alude al 149.1.3ª».

«Son errores que denotan descuido, negligencia a la hora de hacer las cosas bien hechas, y también una falta de control por parte de la universidad», concluye Hernández, dispuesto a no pasar ni una.