Solo 25 pasajeros del Aquarius han pedido asilo desde Valencia

Los inmigrantes tienen hasta el 1 de agosto para regularizar su situación en España

ValenciaActualizado:

Solo veinticinco de los 130 inmigrantes llegados a España a bordo del Aquarius el pasado 17 de junio que deben regularizar su situación legal en España en las dependencias de las Brigadas de Extranjería y Fronteras de la Comunidad Valenciana han realizado a día de hoy la entrevista previa a la solicitud de asilo.

El Gobierno esgrimió razones humanitarias para concederles un permiso especial de residencia de 45 días con el que tienen libertad de movimientos por el territorio Schengen. En el caso de los inmigrantes que llegaron ayer a Barcelona a bordo del Open Arms el plazo se reduce a un mes. Ese el tiempo del que disponen para regularizar su situación y solicitar asilo o residencia, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Extranjería, que en el caso del Aquarius comenzó a correr el pasado 17 de junio.

En el marco de la aplicación de los protocolos que establece la citada norma, 355 de los ocupantes del barco que atracó en Valencia manifestaron a su llegada a través de formularios que iban a pedir protección en España frente a los 274 que expresaron por escrito su deseo de hacerlo en Francia.

Dentro del primer grupo, 129 son menores no acompañados que permanecen bajo la tutela de la Generalitat Valenciana en centros públicos. Del resto, la Policía Nacional tiene localizados a 130 adultos en la Comunidad Valenciana que han de personarse antes del 1 de agosto con el fin de someterse a una entrevista que sirve de base para la elaboración de un informe que se remite a la Oficina de Asilo y Refugio, dependiente del Ministerio del Interior.

Este departamento es el encargado de valorar si las circunstancias que concurren en cada caso son o no acreedoras de protección, y en el supuesto afirmativo, si procede el asilo, que tiene carácter permanente; la protección subsidiaria (que se revisa cada cinco años); o la residencia por razones humanitarias, que tiene un horizonte máximo de doce meses.

El resto de adultos que llegaron a bodro del Aquarius se encuentran dispersos por varios puntos de España. De acuerdo con los últimos datos aportados por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), veinte de estos inmigrantes han sido trasladados a Andalucía; otros siete a Madrid; nueve a Navarra; cinco a Cantabria; dos a Castilla León; otros tantos a Cataluña; nueve al País Vasco; y ocho a Galicia (todos acogidos en la ciudad de Vigo).

Refugio galo

En lo que respecta a Francia, fuentes de la delegación de la Oficina de Protección de Refugiados y Apátridas (Ofpra) que fue enviada a Valencia han asegurado a Le Monde que finalmente 215 pasajeros del Aquarius habían manifestado su intención de solicitar asilo en el país vecino, de los cuales 135 se prestaron a ser entrevistados. De ellos, se ha decidido que 80 -esencialmente sudaneses y eritreos- podrán obtener el estatuto de refugiado, informa Laura L.Caro.