El líder de Equo Madrid, Alejandro Sánchez, ante los medios durante reunion en 2017 de Podemos Madrid, IU Madrid y Equo Madrid.
El líder de Equo Madrid, Alejandro Sánchez, ante los medios durante reunion en 2017 de Podemos Madrid, IU Madrid y Equo Madrid. - Maya Balanya

Los socios de Iglesias también se dividen en plena crisis

Los planes de Izquierda Unida de Madrid no encajan en los de Garzón

MadridActualizado:

Las confluencias de Podemos siempre han mostrado su simpatía hacia el diputado y fundador de la formación, Íñigo Errejón, por defender un espacio político transversal y plural. Sin embargo, su decisión de despreciar la marca y concurrir a las elecciones autonómicas apoyado en la plataforma de Manuela Carmena ha generado reacciones muy dispares entre los partidos aliados.

La secretaria general de Podem Catalunya, Noelia Bail, se posicionó ayer en el bando del secretario general de la formación, Pablo Iglesias, y manifestó su conformidad con la decisión de presentar un candidato a la Comunidad de Madrid al margen de Errejón. Bail considera que el diputado debe «respeto» a las bases, porque fueron quienes le eligieron para defender un proyecto y quienes ahora se quedan huérfanas.

Respecto a si Errejón debe dimitir o no, Bail expresó que «es una decisión personal que deberá tomar» él mismo, aunque también apunta que «si tu propuesta política ya no encaja en el proyecto colectivo político, lo más razonable es que abandones ese partido».

Desde Compromís, una formación que siempre ha mostrado su sintonía con Errejón, el diputado Ignasi Candela celebró el mensaje en el que la regidora madrileña daba el anuncio. «Mucha suerte a Íñigo Errejón y Manuela Carmena. Con valentía, cooperación y amplitud de miras se conseguirá el cambio político en la Comunidad de Madrid», respondió Candela en Twitter.

Por otro lado, en Izquierda Unida Madrid dieron por roto el acuerdo con Podemos mediante el cual querían que Sol Sánchez fuese la número dos en la lista de Errejón. Con este nuevo escenario, se ofrecen a hacer de «pegamento» para que la izquierda presente una candidatura única a la Comunidad. Sin embargo, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, cierra filas con Iglesias y apoya la decisión de buscar un nuevo candidato.

«Sería un suicidio»

En Equo Madrid, el partido que confluyó con Ahora Madrid y Podemos en la Comunidad de Madrid, es donde peor ha caído la crisis entre Iglesias y Errejón. Desde esta formación aliada insisten en que no se rompa con la posibilidad de configurar una lista de integración entre Podemos, Más Madrid y su partido, porque es necesario «consolidar una alternativa fuerte que frene el avance de la derecha» en el territorio.

El candidato de Equo a la Comunidad de Madrid, Alejandro Sánchez, aplaudió el tándem Íñigo-Manuela tras conocerlo. Según Sánchez, la decisión del ex número dos de Podemos es una «gran noticia» porque «la Comunidad de Madrid necesita un revulsivo progresista frente a la derecha radical de Vox y Casado». No obstante, el candidato de Equo emplaza a Errejón e Iglesias a que se sienten a hablar y se tiendan puentes de diálogo porque sería un «suicidio» dividirse. «Que baje la testosterona», expresó, porque no es razonable que en los comicios municipales todos los partidos se junten y en los autonómicos se dividan.