Tsipras y Sánchez, durante su encuentro hoy en Bruselas - ABC.ES

Sánchez recurre a Tsipras para que presione a Pablo Iglesias y facilite su investidura

El líder socialista, molesto por no haber acudido hoy a Bruselas «como presidente del Gobierno», ha pedido al primer ministro griego que interceda para presionar a su colega de Podemos

BruselasActualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido al primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, fiel aliado de Podemos y de Pablo Iglesias, que interceda ante el máximo dirigente del partido morado español para que «desbloquee» la situación en España y permita un Gobierno del cambio en nuestro país.

Sánchez ha viajado a Bruselas para participar en la reunión del Partido Socialista Europeo, previa a la cumbre del Consejo Europeo, que tratará la crisis de los refugiados. Tsipras ha acudido como invitado observador, ya que su partido, Syriza, no forma parte de la familia socialdemócrata europea. Hay interés por atraerlo por parte de Francia y Alemania, sobre todo, ante la falta de influencia de los socialistas en Grecia, por la debilidad extrema del Pasok.

«Le voy a decir al señor Tsipras que le pida al señor Iglesias que se ponga del lado de aquellos españoles que están sufriendo la crisis, la desigualdad y las políticas de austeridad que está practicando el Partido Popular y, en consecuencia, que desbloquee la situación y que permita que tengamos un gobierno de cambio en España, un Gobierno progresista y reformista», ha explicado el dirigente socialista en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión previa a la cumbre de los líderes socialistas europeos.

Ya en la reunión, Sánchez y Tsipras han mantenido una breve conversación, de unos cinco minutos, mientras esperaban la llegada del presidente francés, François Hollande. En la conversación, han charlado de forma muy cordial y se han intercambiado los teléfonos para mantenerse en contacto. «Somos una familia y nos ayudamos», han comentado fuentes próximas a Sánchez tras el encuentro. Las mismas fuentes han asegurado que otros líderes europeos se han dirigido a Tsipras para pedirle también que hable con Iglesias e interceda a favor del PSOE, aunque no han querido decir los nombres. En la charla, Sánchez ha pedido al primer ministro griego que hable con Pablo Iglesias para «que deje de hacer el juego a la derecha» dado que «millones de españoles» lo que piden «es un cambio».

Podría haber ido «como presidente»

Ante los medios de comunicación, Sánchez ha defendido que podría haber venido a la reunión de este jueves «como presidente del Gobierno» y no es así «porque alguno pensó más en sus intereses personales que en los intereses generales de los españoles». «Y en consecuencia, tenemos que esperar», ha lamentado.

Sánchez ha salido muy satisfecho de la reunión de los socialistas europeos, en la que todos han mostrado su solidaridad con Grecia ante el problema de los refugiados. «Vamos a presionar desde los distintos gobiernos y países para que se desbloquee esta situación», han señalado fuentes socialistas.

El secretario general se ha referido también al «plantón» del ministro de Defensa, Pedro Morenés, en el Congreso de los Diputados y ha subrayado que «es responsabilidad del Gobierno en funciones» pero también de «aquellos que con su bloqueo contribuyen a que España no tenga un Gobierno con plenas capacidades, en plenas funciones». «Que es precisamente lo que estamos pidiendo tanto el Partido Socialista como el partido de Ciudadanos», ha remachado.

Sánchez ha destacado que el rechazo de Morenés a comparecer en el Congreso es «algo inédito en la historia de la democracia española» y ha criticado que España tenga «un Gobierno en funciones, que está diciendo no al Congreso, que está gobernando de espaldas a los ciudadanos», algo que «es responsabilidad en primer lugar del Gobierno de Mariano Rajoy, que no quiere dar la cara, como siempre».

Sánchez, en cambio, no ha dejado que los medios de comunicación le preguntaran sobre la situación del secretario general del PSOE en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, imputado por diez delitos en dos causas distintas. «Venga gracias», ha zanjado cuando se le ha empezado a preguntar por la situación del dirigente socialista gallego.