Inés Arrimadas observa a Rivera en un acto de campaña de las elecciones catalanas del 21-D de 2017 - EFE / Vídeo: Arrimadas (Cs) dice que en abril «acabará la etapa negra del sanchismo»

Rivera encumbra a Arrimadas y le abre las puertas de Madrid

La portavoz nacional de Cs decidirá antes del próximo miércoles si concurre al 28-A

MadridActualizado:

Un cartel y dos rostros. Albert Rivera e Inés Arrimadas sonrientes, y una fecha en el horizonte: el próximo 28 de abril, día en el que se celebran las elecciones generales. Mañana sábado, el presidente de Ciudadanos y la portavoz nacional de la formación protagonizan un acto conjunto en la madrileña Plaza de la Villa, «para seguir construyendo juntos la España que viene».

Tal y como publicó ayer ABC, la opción de que Arrimadas se presente por Barcelona como candidata a los comicios del 28-A cobra cada vez más fuerza, aunque en su entorno mantienen que no ha tomado ninguna decisión. No obstante, el calendario electoral apremia y en Cs todos los candidatos a las generales en las provincias que superan los 400 afiliados deben pasar por unas primarias internas que legitimen su candidatura.

Nadie duda de que Arrimadas se impondría a cualquier rival en una disputa interna –Juan Carlos Girauta, que se mudará próximamente a Toledo, es probable que se presente por esta provincia y no por Barcelona–, pero el plazo para inscribirse en este procedimiento se abre el lunes 25 a las 20 horas y se cierra un día después, el martes 26, a las 20 horas. En otras palabras, antes del próximo miércoles Arrimadas deberá escoger sus próximos pasos.

Ella no se ha pronunciado públicamente hasta el momento, pero en el partido nadie le ha cerrado ninguna puerta. Aunque el secretario general de los liberales, José Manuel Villegas, y el portavoz de Cs en el Parlamento catalán, Carlos Carrizosa, aseguraron ayer que la concurrencia de Arrimadas a las generales «no está sobre la mesa», lo cierto es que si ella finalmente opta por presentarse a los comicios del 28-A, solo Rivera podría hacerle replantearse su posición.

Y el presidente de Cs, lejos de desalentarla, espoleó como ninguno las aspiraciones de la ahora líder de la oposición en Cataluña. «No seré yo quien hable mal de Inés Arrimadas. Es sin duda la mujer más importante, más preparada y más valiente de la política española», afirmó Rivera en un acto en Málaga, en el que recibió un premio de la Asociación Mundial de Juristas.

A Rivera no se le escapa que Arrimadas ganó las elecciones del 21-D de 2017, convirtiéndose en la primera política no nacionalista en imponerse en unos comicios autonómicos en Cataluña, y que en la anterior legislatura ya protagonizó una «magnífica labor» al frente de la oposición, aun en los momentos más complicados del «procés». Por ello, y ante el bloqueo al que los separatistas someten a la Cámara catalana, Rivera dejó en manos de la propia Arrimadas su camino a seguir.

Respetuoso con el proceso interno

Sí quiso el líder liberal ser muy respetuoso con los procesos internos del partido que dirige, y recordó que no es él quien elige a los candidatos, sino los afiliados de la formación a través de elecciones primarias.

La campaña de las primarias a las elecciones generales, por las que debe pasar el propio Rivera –aunque no se prevé que ningún peso pesado le dispute el liderazgo–, arranca el miércoles 27 de febrero y concluye la siguiente semana, el miércoles 6 de marzo. La votación se abre el viernes 8 a las 10 horas y concluye el sábado 9 a la misma hora.