La Princesa salvó la foto

Los Reyes ofrecieron un almuerzo al Príncipe de Gales y a la Duquesa de Cornualles

almudena martínez-fornés
madrid Actualizado:

Ha sido visto y no visto. Los fotógrafos y periodistas todavía no se habían colocado en su sitio y, de repente, se abrió la puerta del Palacio de La Zarzuela y salieron los Reyes, los Príncipes de Asturias, el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles. Los seis, juntos. Para los cerca de cien informadores que acudieron a la cita no hubo opción de ver cómo se saludaban los anfitriones y sus invitados, ni de contemplar cómo se solucionó el recibimiento desde el punto de vista del protocolo. Sí salieron los Príncipes de Asturias, sus anfitriones, a recibirles y luego se presentaron ante los Reyes. O si todo quedó como un encuentro familiar. Y es que el Príncipe de Gales y su esposa habían entrado en el recinto por otra puerta. Nadie pudo ver si Doña Camila hizo la reverencia a los Reyes, ni presenciar el abrazo con el que Don Juan Carlos recibió al Príncipe de Gales.

«No pelearos», ha dicho el Rey a los fotógrafos

"No pelearos", ordenó el Rey a los fotógrafos, a quienes pilló por sorpresa la aparición de los seis en la escalinata. De hecho, los informadores, que llevaban casi una hora esperando en el acceso de Zarzuela, al final tuvieron que darse mucha prisa para no volverse a sus respectivas redacciones sin la foto. Rápido fue también el posado ante las cámaras y, como supo a poco, algunos fotógrafos pidieron al Rey que estrechara la mano del Príncipe de Gales, para forzar así la imagen que habían ido a buscar. Pero Don Juan Carlos no les oyó y se dispuso a subir las escaleras para retirarse a almorzar. Sin embargo, la Princesa de Asturias, que en varias ocasiones ha echado un capote a la prensa, le trasladó al Rey la petición de los fotógrafos y Don Juan Carlos le pidió al Príncipe de Gales que le estrechara su mano para satisfacer a la prensa, lo que motivó la risa de los presentes. Contra todo pronóstico, al final hubo foto del saludo.