Matteo Renzi y Angela Merkel
Matteo Renzi y Angela Merkel - EFE

Renzi utiliza un posible Gobierno del PSOE para presionar a Bruselas

El objetivo del Ejecutivo italiano es desacreditar la política de austeridad

CORRESPONSAL EN ROMAActualizado:

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, que no ha mantenido una buena química en su relación con el presidente Mariano Rajoy, cree que ahora se puede iniciar en España una nueva etapa, con un eventual gobierno de izquierdas encabezado por Pedro Sánchez, lo que podría favorecerle en su batalla con la Unión Europea para obtener una mayor flexibilidad en las cuentas públicas.

Desde hace meses, Renzi ha entablado una fuerte polémica con Berlín y Bruselas, con durísimos ataques a los burócratas de la UE a los que desprecia con esta frase: «La Europa de los cero coma…». A esos ataques respondió también con dureza el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y posteriormente su correligionario socialista, el comisario francés Moscovici, diciéndole a Italia que «no hay márgenes para la flexibilidad». Fue incluso más lejos el alemán Manfred Weber, jefe del grupo europeo del PPE, al señalar que con su desafío a Bruselas, Renzi estaba haciendo el juego a los populismos que aprovechan cualquier ocasión para atacar a la UE y al euro.

El objetivo de Matteo Renzi con esta batalla es el de desacreditar la política de austeridad para imponer una nueva vía marcada por la flexibilidad en las cuentas públicas. En definitiva, Renzi busca desde hace meses trasladar el eje de la política económica del rigor impuesta por Alemania a la flexibilidad italiana. Hubiera deseado incorporar como aliado al menos a la Francia de Hollande, pero éste no ha querido en absoluto deteriorar la relación privilegiada que mantiene con la canciller Angela Merkel.

Ahora, medios italianos destacan que Renzi considera que los vientos en Europa están cambiando y podría contar con España, si hay un cambio de gobierno con Sánchez, así como con Gran Bretaña. El diario «La Stampa» titula textualmente con esta frase que atribuye al primer ministro: «Renzi: desde España y Gran Bretaña, señales para todos». Añade el prestigioso periódico turinés que Renzi se quedó impresionado al ver la escena del primer ministro británico, David Cameron, acogido con todos los honores por el presidente del Consejo Donald Tusk para discutir de las condiciones con el fin de que Gran Bretaña continúe en la UE.

Matteo Renzi se convenció, según «La Stampa», de que se está produciendo un cambio en la UE: «Las concesiones a Gran Bretaña -para evitar el Brexit- o el intento español de Sánchez indican que Europa puede encontrar la clave del problema al acoger el desafío del crecimiento y no atrincherarse detrás de los cero coma».