Rajoy y Rivera doblan a sus rivales en la valoración de su actuación, según la encuesta de GAD3

Los españoles sitúan en primer lugar a Ciudadanos en su calificación

MadridActualizado:

Cuando se trata de valorar a los líderes políticos o a los partidos en general, los encuestados no suelen tener compasión y los suspensos están prácticamente asegurados. La crisis económica acentuó ese pequeño «castigo» que los ciudadanos propinan a sus políticos en cuanto se les pregunta por ellos. En la encuesta de GAD3 para ABC, los españoles solo libran del suspenso a Ciudadanos, pero por muy poco. Aun así, la valoración que hacen del inicio de legislatura de Mariano Rajoy y de Albert Rivera supera, incluso dobla prácticamente, a sus principales adversarios.

Esta XII Legislatura no es una más, sino que está marcada por la obligación que tiene el Gobierno de negociar cada paso que da, cada medida que toma, por la minoría en la que se encuentra en el Parlamento. Los ciudadanos han tomado nota en estos primeros meses de las actitudes de unos y de otros, después de casi un año perdido por el bloqueo, y ahora, a punto de cumplirse los cien primeros días de Gobierno, someten a examen a los principales partidos.

Las formaciones que obtienen una mejor valoración por lo que han hecho en este comienzo de legislatura son Ciudadanos y el PP. Es una calificación baja, casi muy baja, pero si se compara con la que consiguen el PSOE y Podemos, bastante peor en ambos casos, se observa una clara diferencia.

Simpatía sin votos

Ciudadanos es el que despierta más simpatía en estos primeros meses por la actuación política que ha tenido: el 28,9 por ciento de los encuestados creen que ha sido «más bien positiva». Esta percepción se ha traducido tímidamente en votos, aunque visto con perspectiva se observa claramente cómo se ha recuperado desde la fuerte caída de octubre.

En esta valoración puede incluirse el voto afirmativo de Ciudadanos en la investidura de Rajoy, a finales de octubre, así como su participación en los acuerdos que se han cerrado, pero también su posición vigilante respecto al cumplimiento de los 150 puntos del documento que firmó con el Partido Popular el pasado verano, y que fue la base del acuerdo para llevar a Rajoy de nuevo a La Moncloa.

Ciudadanos y Albert Rivera son los que obtienen la mejor valoración, pero aun así el 45,2 por ciento de los entrevistados opinan que su actuación en estos meses ha sido «más bien negativa».

El Partido Popular es el segundo en valoración: el 27,4 por ciento de los españoles consideran que su quehacer político desde que se salió del bloqueo ha sido «más bien positivo». Pero el PP y Rajoy no se libran del castigo mayoritario habitual en estos casos, ya que hay un 57 por ciento de encuestados que creen que su actuación ha sido «más bien negativa».

Suspenso para Podemos

Esta visión bastante moderada de la tarea desarrollada por el PP y Ciudadanos toma brillo propio cuando se compara con la que se tiene de Unidos Podemos y del PSOE. La imagen de la izquierda es mucho más baja que la del centro-derecha, y el descontento se deja sentir en la encuesta.

Unidos Podemos solo recibe el aprobado del 16,1 por ciento de los ciudadanos. Es casi la mitad del resultado obtenido por Ciudadanos, y más de 11 puntos por debajo del Partido Popular. La gente prefiere con claridad la actuación de los partidos de Rajoy y Rivera, muy por delante de la que han protagonizado Pablo Iglesias e Íñigo Errejón durante estos meses.

Si hay un 16,1 por ciento que aprueba a Podemos, otro 65,6 por ciento lo suspende: dos de cada tres españoles califican de forma «negativa» su actuación en el Congreso y en la negociación política.

Desconfianza

Pero el partido peor valorado por los españoles en este momento es el PSOE, hundido en su calificación, pese a la remontada que ha iniciado y que se traduce en más diputados en el Congreso. El partido de Ferraz sigue sin despertar simpatía entre los ciudadanos, y solo el 13,7 por ciento considera que su actuación está siendo «positiva». Es justo la mitad de la valoración que consigue el PP. Prácticamente siete de cada diez españoles creen que la tarea que está desarrollando el PSOE en estos meses «es más bien negativa». Un dato que deja ver aún cierta desconfianza hacia este partido.

Si se compara el bloque de centro-derecha con el de la izquierda, y se suman sus valoraciones, se comprueba cómo la valoración positiva acumulada de Ciudadanos y el PP llega a 56,3 puntos, frente a los 29,8 de Unidos Podemos y el PSOE. Por el contrario, la calificación negativa de los dos primeros partidos alcanza los 102,2 puntos, frente a los 134,5 de las dos formaciones de la izquierda. Los españoles valoran así de forma especial a los dos partidos que firmaron el pacto de investidura, y que ante unas nuevas elecciones generales podrían sumar por sí solos mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, sin necesidad de terceros.