Llarena entrando al TS el día que comparecían Turull, Rull, Bassa y Forcadell - Oscar del Pozo | Vídeo: Puigdemont considera "un precedente gravísimo" que el Gobierno pague la defensa de Llarena ATLAS

La denuncia de Puigdemont contra Llarena tiene manipuladas las declaraciones del juez

El coordinador de la defensa de los políticos independentistas, Gonzalo Boye, afirma que es un «error» y que se informará al tribunal belga

MadridActualizado:

Manipuladas. Así están las declaraciones del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena en la denuncia que le interpusieron el prófugo de la justicia española y expresidente de la Generalitat Catalana, Carles Puigdemont, y sus consellers fugados. La traducción de las manifestaciones que el juez realizó durante un acto en Oviedo estaban manipuladas, un «si» condicional por una afirmación, cambiando el sentido de sus palabras.

Según avanzan los diarios El Mundo y El Confidencial, Llarena nunca afirmó que los investigados por el «procés» fuesen culpables, la supuesta razón que motivó a los encausados a demandarle por un delito contra el honor y la reputación impuesta en un juzgado de Bruselas.

La manipulación

Según recogió Europa press, al termina del acto en la capital asturiana Llarena expresó: «No es el caso que estamos llevando ahora en el Tribunal Supremo, se trata de comportamientos que aparecen recogidos en nuestro Código Penal y que, con independencia de cual haya podido ser la motivación que les haya llevado a las personas a cometerlos, si es que esto ha sido así, pues tienen que ser investigados».

Pero en el texto de denuncia, según explica El Confidencial, se traduce al francés como: «Con independencia de cual haya sido la motivación que les haya llevado a cometerlos, como en efecto sucedió, tienen que ser investigado». La alteración fue puesta al descubierto por un profesor de francés hispanohablante que alertó en redes sociales.

Un posible «error»

Al otro lado del tablero, el coordinador de la defensa de los políticos independentistas, Gonzalo Boye, ha afirmado que todo forma parte de un «error» y que se informará al tribunal belga de la mala traducción. En declaraciones a Europa Press, Boye ha negado taxativamente que exista cualquier «alteración» y ha apuntado que, en todo caso, «puede ser un error del traductor».