Puigdemont, en el Parlament - REUTERS | Vídeo: Puigdemont, ante los medios en Berlín el pasado martes

Puigdemont intenta otra vez manipular la Eurocámara

El presidente del Parlamento, Antonio Tajani, decidirá si le deja entrar

Corresponsal en BruselasActualizado:

El actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su antecesor, el huido de la justicia Carles Puigdemont, pretenden participar este lunes en un acto público dentro de la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, lo que ha provocado la reacción de las tres delegaciones parlamentarias españolas, la popular, la socialista y la de Ciudadanos, cuyos respectivos líderes han enviado una carta al presidente de la Cámara, el italiano Antonio Tajani, para que lo impida. Tajani tiene autoridad para hacerlo, pero según fuentes del propio parlamento «necesita utilizar razones sólidas» para prohibir la entrada de una persona determinada en el edificio de la institución.

Los eurodiputados que los invitan son el independentista flamenco Ralph Packet y el esloveno Ivo Vajgl, del partido de los pensionistas, que forma parte del grupo liberal, y antiguo ministro de Asuntos Exteriores. Por sorprendente que pueda ser teniendo en cuenta las circunstancias, ningún eurodiputado catalán aparece en la convocatoria de este coloquio en el que solo está previsto que participen Torra y el mismo Puigdemont y que se ha titulado: «Cataluña y el juicio por el referéndum, un desafío para la UE».

La carta que firmaron ayer los responsables de las tres principales delegaciones españolas, Esteban González Pons, por el PP, Iratxe García por el PSOE y Javier Nart de Ciudadanos, pidiendo a Tajani que se le prohíba la entrada en el edificio a Puigdemont alega que «el Parlamento Europeo no debe acoger a alguien que no acata a la justicia española y que ha jactado de haber desobedecido reiteradamente las órdenes del Tribunal Constitucional».

La situación que se podría producir está llena de paradojas. Para empezar, que Ivo Vajgl forma parte del grupo liberal donde se encuentra Ciudadanos como una de las fuerzas más relevantes y el belga Packet de los conservadores del ECR, al que aspira a integrarse Vox si obtiene representación en las próximas elecciones europeas. También que dentro del recinto del Parlamento Europeo, que está fuera de la jurisdicción de Bélgica, hay no pocos policías y guardias civiles españoles destinados en tareas de seguridad, que teóricamente tienen obligación de detenerlo.

Mientras Carles Puigdemont estaba siendo objeto de una orden europea de detención, los servicios de seguridad del Parlamento Europeo ya dijeron que no podían permitirle entrar en el edificio como pretendían algunos de los eurodiputados partidarios de la independencia de Cataluña tanto de ERC como de la antigua Convergencia.