Primeros enfrentamientos entre policías y asistentes a la contracumbre del G7

Intervención policial y primeros enfrentamientos. Diecisiete detenidos. En Urruña, a última...

ATLAS ESPAÑA
Actualizado:

Intervención policial y primeros enfrentamientos. Diecisiete detenidos. En Urruña, a última hora de ayer, donde acampan parte de los asistentes a la contracumbre. Eso al margen de los arrestos y expulsiones de esta semana. Sin miramientos ante cualquier sospecha. Todo, amparado en la legislación francesa, muy restrictiva. Los agentes han vuelto con bombas de humo... Intervención 'preventiva' como parte de un dispositivo de tal magnitud que se empezó a diseñar y coordinar hace meses. Han habilitado hasta barracones para los que puedan detener. Hace dos semanas se inició ya el despliegue. Operativo protagonizado de la Gendarmería Nacional Francesa en la que está colaborando la Guardia Civil en propio terreno galo. "Reforzar la seguridad del dispositivo francés y, por otro lado, también tener el contacto con los vehículos españoles, los conductores españoles, que entran en el control. A prevenir que haya armas en la zona y cosas por el estilo", nos explica un cabo asignado al dispositivo. Son un centenar de agentes, junto a los 900 de refuerzo en España, y otros seis mil de Ertzaintza, Policía Foral de Navarra, Policía Local y Policía Nacional, que está ubicada justo en la frontera. Desplazarse, complicado. Mucho más hacerlo en Biarritz. Dividido en dos zonas según el nivel de seguridad. Hasta los propios residentes necesitan una acreditación para poder ir a su casa. La zona 1, el epicentro de la cumbre en sí, está completamente blindada. Y, por si fuera poco, el G7 coincide con el retorno de vacaciones, lo que afecta de lleno al importante paso de Hendaya, con restricciones al tráfico, tanto pesado como ligero.