El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso - REUTERS

Los Presupuestos de Sánchez afrontarán su primera votación a mitad de febrero

Las cuentas llegarán al Congreso el lunes con los apoyos parlamentarios aún en el aire

MadridActualizado:

El próximo lunes empezará la cuenta atrás para la aprobación o rechazo de los Presupuestos de 2019. Será ese día cuando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, entregue las cuentas a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, poniendo en marcha una tramitación parlamentaria que puede llevar unos dos meses y que afrontará su primera prueba de fuego alrededor de la mitad de febrero, cuando fuentes parlamentarias calculan que tendrá lugar el debate de enmiendas de totalidad o devolución del proyecto. Un trance que los Presupuestos solo superarán si Podemos, PNV y también los partidos independentistas catalanes prestan su apoyo al Gobierno socialista, algo que, aunque no está asegurado, sí podría suceder ya que tanto ERC como el PDECat han abierto la puerta a mantener una posición que permita su tramitación.

Si el Ejecutivo suma las fuerzas suficientes para repeler la devolución de las cuentas que solicitarán PP y Ciudadanos, la tramitación parlamentaria seguiría adelante con la negociación de enmiendas, de manera que el proyecto final se sometería al Pleno alrededor de mediados de marzo. En esta votación, el Gobierno socialista necesitará recabar más apoyos que rechazos y, por tanto, contar de nuevo con el respaldo de Podemos, los grupos independentistas y el PNV. Ante esta última votación, los partidos catalanes han elevado sus exigencias condicionando su apoyo a que el Ejecutivo instara a la Fiscalía a retirar la acusación de rebelión y sedición contra los políticos encausados por el procès. No obstante, a puerta cerrada ambos grupos reconocen su deseo de «poder apoyar» las nuevas cuentas para permitir que el PSOE pueda seguir gobernando y evitar así el riesgo de unas elecciones en las que, probablemente, la unión de PP, Ciudadanos y Vox arrebataría La Moncloa a Sánchez.

Con los apoyos parlamentarios en el aire, la Mesa del Congreso fijará el próximo lunes el calendario de tramitación, habilitando el mes de enero, a petición del Gobierno, para que pueda trabajar la Comisión de Presupuestos y puedan tener lugar las comparecencias asociadas a los Presupuestos. El último Gobierno de Felipe González cayó después de que CiU le negara su apoyo a las cuentas. No obstante, se considera el proyecto más importante del Ejecutivo cada año.

La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Monserrat, advirtió ayera los españoles de que «vayan preparando la cartera» si se aprueban los nuevos Presupuestos. Dijo que los nuevos Presupuestos «no son la solución a los problemas reales de todos los españoles» sino lo que necesita Sánchez «para mantenerse en el palco y vivir a cuerpo de rey». Insistió en que son unas cuentas pactadas «con los que quieren romper España» para utilizarlas con este fin y con los comunistas para volver a una «zapaterización de la economía». Auguró así que los españoles «vamos a pagar más impuestos» y volverá a haber «más paro».