Elsa Artadi, portavoz de la Generalitat - INÉS BAUCELLS

Los expresidentes catalanes tendrán garantizados de por vida sus gastos

La Generalitat de Cataluña se ampara en la situación de Pasqual Maragall para modificar la ley

BarcelonaActualizado:

El Gobierno catalán aprobó ayer martes que los expresidentes de la Generalitat tengan cubiertas todas las necesidades personales y sociales básicas durante toda su vida. Elsa Artadi, portavoz de la Generalitat, circunscribió esta decisión en base a la situación que vive Pasqual Maragall, presidente autonómico entre 2003 y 2006, y que sufre alzhéimer desde hace trece años: «No tiene nada que ver con Carles Puigdemont, es una cuestión del expresidente Pasqual Maragall y su enfermedad».

En este sentido, Artadi aseguró que el expresidente Puigdemont no ha solicitado acogerse a los beneficios que le ofrece la Ley de la Presidencia de la Generalitat y del Govern, como son un salario durante un periodo de años, una oficina y un pequeño equipo de personas (secretaria, chófer y escolta). Los expresidentes de la Generalitat cuentan con un sueldo del 80% de lo que cobraban en el cargo durante la mitad del tiempo en el que lo ejercieron. A partir de los 65 años perciben el 60% del salario. Las retribuciones no son compatibles con otros sueldos en el sector privado u otros cargos públicos.

«Lo que hemos hecho es especificar en un acuerdo de gobierno que las distintas consejerías puedan hacer efectivas las ayudas que hagan falta. Maragall tiene un proceso degenerativo desde hace años y habilitamos los departamentos para que se busquen las medidas y las prerrogativas de los expresidentes de la Generalitat», añadió la portavoz del Gobierno catalán.