Suárez Illana, ayer junto a Casado
Suárez Illana, ayer junto a Casado - IGNACIO GIL

El PP vuelve a tropezar con el aborto

Los populares se desmarcan del comentario de Suárez Illana sobre el aborto y los neandertales y recuerdan que su propuesta es una ley de Maternidad

MadridActualizado:

El gabinete de Mariano Rajoy siempre decía que la primera regla en una campaña electoral era no cometer errores. Parece muy básico, pero la capacidad de los políticos de meter la pata por sí mismos parece no tener límite cuando se acercan unas elecciones. Ayer en el PP más de uno se echó las manos a la cabeza cuando escucharon a Adolfo Suárez Illana hablar del aborto en una entrevista de radio, con expresiones que en Génova no consiguieron, ni quisieron, justificar. Al hablar del aborto, dijo cosas como que «los neandertales también lo usaban. Lo que pasa es que esperaban a que naciera y entonces le cortaban la cabeza». El PP se desmarcó de esas palabras y recordó que su propuesta electoral es una ley de Maternidad.

El aborto se había convertido en la piedra en la que el PP tropezaba no dos, sino todas las veces. Cada vez que se preguntaba a uno de sus dirigentes por esa cuestión, la polémica estaba garantizada, con el regocijo correspondiente de la izquierda. Casado decidió hace semanas que dejaba aparcado el debate del aborto, al menos hasta que el Tribunal Constitucional resolviera el recurso que planteó el PP en 2010 contra la ley de Zapatero. Mientras tanto, en Génova idearon una ley de apoyo a la Maternidad, que les debía servir como mensaje positivo para defender de forma decidida la vida, y sortear las polémicas que no les llevaban a ninguna parte.

El domingo pasado, muchos dirigentes del PP participaron en la manifestación a favor de la vida y en contra del aborto que se celebró en Madrid. En el equipo de campaña de Casado se respiraba satisfacción, porque habían conseguido sortear con éxito, y con un mensaje positivo, la trampa a la que les empujaban desde distintos ámbitos una y otra vez.

Pero cuando Casado intentaba «colocar» ayer su mensaje del pacto de Sánchez con Torra para facilitar un referéndum de independencia en 10 años, como insinuó Iceta, se vio una vez más eclipsado por una nueva polémica sobre el aborto. El enfado en Génova fue monumental tras comprobar que las declaraciones de Suárez Illana sobre el aborto se propagaban a la velocidad de la luz.

En una entrevista en Onda Cero, el número dos de la candidatura que encabeza Casado comentó que es una «salvajada» que no se haga nada para reducir el número de abortos y señaló que «hay que ayudar a las mujeres que tienen que decidir entre ser madres de un niño vivo o un niño muerto».

Preguntado en la entrevista sobre si en su opinión el niño lo es desde el momento de la concepción, respondió: «Lo que no es un embrión, es un tumor; si usted no toca ese embrión, ese embrión acaba siendo un paisano con barba o una señora maravillosa como la que tenemos enfrente; es una vida, seguro».

«Me he equivocado»

Suárez Illana descartó que el PP vaya a incluir en su programa la reforma de la ley del aborto al no existir «consenso». Al hablar de legislación, citó el caso de Nueva York, donde, aseguró, «se acaba de aprobar una ley que permite el aborto después del nacimiento», y lo comparó con la práctica de los neandertales de «cortar cabezas» a los recién nacidos. Por la tarde, en Logroño, rectificó, porque esa ley de Nueva York permite el aborto durante la gestación:«Una persona responsable debe asegurarse de que efectivamente tiene o no razón; he visto que me había equivocado en la comparación. Lo siento, pido disculpas».

Desde el PSOE, Ciudadanos y Podemos salieron rápidamente a atacar al PP por su «vuelta al pasado», o directamente al «franquismo», como dijeron los socialistas. «Es una salvajada», se quejó la portavoz de Podemos, Irene Montero.

A primera hora de la tarde, cuando el terremoto electoral subía de nivel, el director de campaña del PP, Javier Maroto, desautorizó a su manera esa posición sobre el aborto que había expresado Suárez Illana. «No vamos a hacer propuestas sobre el aborto mientras este asunto esté pendiente del Tribunal Constitucional. Sí proponemos una ley de Maternidad para que todas las mujeres que libremente decidan ser madres lo puedan hacer con todas las ayudas laborales, económicas y fiscales», aseguró Maroto en un mensaje de en clave más interna que externa.